Los orígenes del sijismo

Los orígenes del sijismo se remontan a una parte de Punjab que se encuentra en la actualidad en Pakistán, donde la fe del sijismo se originó con su fundador, el primer gurú Nanak Dev , a principios del siglo XVI. Nacido en una familia hindú que vive en la aldea de Talwandi de Punjab (ahora Nankana Sahib de Pakistán ), Guru Nanak comenzó a cuestionar los rituales que observaba a su alrededor desde una edad temprana.

Naturaleza Espiritual

Cuando era niño, Nanak pasó innumerables horas en profunda meditación sobre lo divino. Desde el principio, su hermana mayor, Bibi Nanaki, reconoció la profunda naturaleza espiritual de su hermano. Su padre, sin embargo, a menudo lo regañaba por su pereza. El líder de la aldea, Rai Bullar, fue testigo de varios incidentes milagrosos y se convenció de que Nanak tenía la bendición de lo Divino. Instó al padre de Nanak a darle una educación a su hijo. Durante sus años escolares, Nanak asombró a sus maestros con composiciones poéticas que reflejaban su perspectiva espiritual.

Desilusión con los rituales

Cuando Nanak maduró y se acercó a la edad adulta, su padre organizó una ceremonia para él. Nanak se negó a participar en la ceremonia hindú de atar hilos. Insistió en que tales rituales no tenían ningún valor espiritual real. Cuando su padre intentó que comenzara en el negocio, Nanak usó su dinero para alimentar a los hambrientos. Nanak le dijo a su exasperado padre que había conseguido un buen negocio por su dinero.

Filosofías compartidas de un ser creativo

Mientras tanto, Nanak continuó enfocándose en adorar a un ser creativo . La relación de Nanak con Mardana, un bardo musulmán, se adentra en el corazón de los orígenes del sijismo. Aunque sus religiones diferían, descubrieron filosofías compartidas y un amor común por lo divino. Meditando juntos, Nanak y Mardana comulgaron con el creador y la creación. A medida que se desarrolló su comprensión de la naturaleza divina, su relación espiritual se profundizó.

Iluminación y reconocimiento formal como gurú

Los padres de Nanak arreglaron un matrimonio para él y él formó una familia. Rai Bullar ayudó a conseguir empleo para Nanak. Se mudó a Sultanpur, donde su hermana Nanaki vivía con su esposo, y tomó un trabajo en el gobierno distribuyendo granos. Aproximadamente cuando cumplió 30 años, Nanak despertó espiritualmente a un estado de iluminación completa y fue reconocido formalmente como Gurú. Con Mardana como su compañero espiritual, Nanak se despidió de su familia y emprendió una misión para compartir las verdades que le fueron reveladas. Profesando la creencia en un creador, predicó contra la idolatría y el sistema de castas.

Giras misioneras

Guru Nanak y el juglar Mardana hicieron una serie de viajes que los llevaron a través de gran parte de la India, el Medio Oriente y partes de China. La pareja viajó junta durante unos 25 años realizando hasta cinco viajes misioneros separados en una búsqueda espiritual para iluminar a la humanidad con la Luz de la Verdad. El siempre fiel seguidor Bhai Mardana acompañó a Guru Nanak a través de una serie de encuentros con personas sencillas, líderes religiosos, matones , yoguis y brujas tántricas para disipar la ignorancia espiritual y los rituales supersticiosos, mientras inculca principios y prácticas veraces.

Mensaje Espiritual y Escritura

Guru Nanak escribió 7500 versos de himnos inspiradores que cantó acompañado de Mardana durante sus giras. Ofreciendo una visión única de la vida del Gurú, muchos de sus himnos presentaban las tareas ordinarias de la vida cotidiana iluminadas por las percepciones de la sabiduría divina. El mensaje del Gurú transmitía claramente un esfuerzo sin precedentes por iluminar a una sociedad sumida en la superstición. Las enseñanzas de Guru Nanak iluminaron la oscuridad de la ignorancia espiritual, los rituales bárbaros, la idolatría y el castismo. Los himnos de Guru Nanak Dev se han conservado junto con composiciones de 42 autores en las obras colectivas de las escrituras divinamente inspiradas Guru Granth Sahib .

Sucesión y sijismo

La singular iluminación espiritual que impartió Guru Nanak pasó a través de una sucesión de Diez Gurus Sikh , culminando con Guru Granth Sahib. Guru Nanak estableció una base de tres reglas de oro , sobre las cuales construyó cada uno de sus sucesores. A lo largo de los siglos, los gurús sikh forjaron un camino espiritual de iluminación conocido en todo el mundo como sikhismo

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.