Ra, Dios Sol del Antiguo Egipto

Para los antiguos egipcios , Ra era el gobernante de los cielos, ¡y todavía lo es para muchos paganos en la actualidad! Era el dios del sol, el portador de la luz y el patrón de los faraones. Según la leyenda, el sol viaja por los cielos mientras Ra conduce su carro por los cielos. Aunque originalmente estaba asociado solo con el sol del mediodía, con el paso del tiempo, Ra se conectó con la presencia del sol durante todo el día. Él era el comandante no solo del cielo, sino también de la tierra y el inframundo.

Ra casi siempre se representa con un disco solar sobre su cabeza y, a menudo, adopta el aspecto de un halcón. Ra es diferente de la mayoría de los dioses egipcios. Aparte de Osiris , casi todas las deidades de Egipto están ligadas a la tierra. Ra, sin embargo, es estrictamente un dios celestial. Es desde su posición en el cielo que puede vigilar a sus hijos independientes (ya menudo rebeldes). En la tierra, Horus gobierna como representante de Ra.

Para la gente del antiguo Egipto, el sol era una fuente de vida. Era poder y energía, luz y calor. Era lo que hacía que los cultivos crecieran cada temporada, por lo que no sorprende que el culto a Ra tuviera un poder inmenso y estuviera muy extendido. Alrededor de la cuarta dinastía, los propios faraones eran vistos como encarnaciones de Ra, lo que les otorgaba un poder absoluto. Muchos reyes construyen un templo o una pirámide en su honor; después de todo, mantener a Ra feliz prácticamente garantizaba un reinado largo y próspero como faraón.

Cuando el Imperio Romano abrazó el cristianismo, los habitantes de Egipto abandonaron abruptamente a sus antiguos dioses y el culto a Ra desapareció de los libros de historia. Hoy en día, hay algunos reconstruccionistas egipcios, o seguidores del kemetismo , que todavía honran a Ra como el dios supremo del sol.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.