Huevo Magia y Folklore

En muchas culturas y sociedades, el huevo se considera el símbolo mágico perfecto. Es, después de todo, representante de una nueva vida. De hecho, es el ciclo de vida personificado. Si bien muchos de nosotros tomamos nota de los huevos durante la primavera, porque  la temporada de Ostara está repleta de ellos, es importante considerar que los huevos ocupan un lugar destacado en el folclore y la leyenda durante todo el año.

En algunas leyendas, los huevos, como símbolo de fertilidad , se asocian con ese otro símbolo de fertilidad, el conejo . ¿Cómo obtuvimos la noción de que un conejo viene y pone huevos de colores en la primavera? El personaje del «conejito de Pascua» apareció por primera vez en los escritos alemanes del siglo XVI, que decían que si los niños bien educados construían un nido con sus gorras o gorros, serían recompensados ​​con huevos de colores . Esta leyenda se convirtió en parte del folclore estadounidense en el siglo XVIII, cuando los inmigrantes alemanes se establecieron en el este de los EE. UU.

En Persia, los huevos se han pintado durante miles de años como parte de la celebración primaveral de No Ruz, que es el año nuevo de Zoroastro . En Irán, los huevos de colores se colocan en la mesa de la cena en No Ruz, y una madre come un huevo cocido por cada hijo que tiene. El festival de No Ruz es anterior al reinado de Ciro el Grande, cuyo gobierno (580-529 a. C.) marca el comienzo de la historia persa.

En las primeras culturas cristianas, el consumo del huevo de Pascua pudo haber marcado el final de la Cuaresma. En el cristianismo ortodoxo griego, hay una leyenda que dice que después de la muerte de Cristo en la cruz, María Magdalena fue al emperador de Roma y le habló de la resurrección de Jesús. La respuesta del emperador fue escéptica, insinuando que tal evento era tan probable como que un tazón de huevos cercano se volviera rojo de repente. Para sorpresa del emperador, el tazón de los huevos se puso rojo y María Magdalena comenzó a predicar el cristianismo con alegría por todo el país.

En algunos cuentos de creación de nativos americanos , el huevo ocupa un lugar destacado. Por lo general, esto implica romper un huevo gigante para formar el universo, la tierra o incluso los dioses. En algunas tribus de la región noroeste del Pacífico de Estados Unidos, existe una historia sobre los huevos de trueno , las geodas , que son arrojados por los espíritus enojados de las altas cadenas montañosas.

Un cuento popular chino cuenta la historia de la formación del universo. Como tantas cosas, comenzó como un huevo. Una deidad llamada Pan Gu se formó dentro del huevo y luego, en sus esfuerzos por salir, lo partió en dos mitades. La parte superior se convirtió en el cielo y el cosmos, y la mitad inferior se convirtió en la tierra y el mar. A medida que Pan Gu se hizo más grande y más poderoso, la brecha entre la tierra y el cielo aumentó, y pronto se separaron para siempre.

Los huevos de Pysanka son un artículo popular en Ucrania. Esta tradición proviene de una costumbre precristiana en la que los huevos se cubrían con cera y se decoraban en honor al dios sol Dazhboh. Fue celebrado durante la temporada de primavera, y los huevos eran cosas mágicas. Una vez que el cristianismo se mudó a la región, la tradición de pysanka se mantuvo firme, solo que cambió y se asoció con la historia de la resurrección de Cristo.

Hay una vieja superstición inglesa que dice que si eres una chica que quiere ver quién es tu verdadero amor, coloca un huevo frente al fuego en una noche tormentosa. Cuando empiece a llover y el viento comience a aullar, el hombre con el que te casarás entrará por la puerta y recogerá el huevo. En una versión de Ozark de esta historia, una niña hierve un huevo y luego quita la yema, llenando el espacio vacío con sal. A la hora de acostarse come el huevo salado y luego sueña que un hombre le trae un balde de agua para saciar su sed. Este es el hombre con el que se casará.

Otro cuento británico fue popular entre los marineros. Sugirió que después de comer un huevo cocido, siempre debes triturar las cáscaras. De lo contrario, los espíritus malignos, ¡e incluso las brujas!, podrían navegar los siete mares en las copas de concha y hundir flotas enteras con su hechicería y magia.

En la magia popular estadounidense, los huevos aparecen regularmente en las historias agrícolas. Un granjero que quiera “poner” sus huevos bajo gallinas ponedoras solo debe hacerlo durante la luna llena; de lo contrario, la mayoría de ellos no eclosionarán. Del mismo modo, los huevos llevados en el sombrero de una mujer proporcionarán las mejores pollitas. Los huevos colocados en el sombrero de un hombre para su custodia producirán gallos.

Incluso los huevos de ciertas aves son especiales. Se dice que los huevos de lechuza son una cura segura para el alcoholismo, cuando se revuelven y se le dan de comer a alguien con un problema con la bebida. La tierra que se encuentra debajo del huevo de un sinsonte se puede usar para aliviar los dolores de garganta. Un huevo de gallina que es demasiado pequeño para molestarse en cocinarlo puede arrojarse sobre el techo de su casa, para “apaciguar a las brujas”, según el folclore de los Apalaches. Si una mujer arroja una cáscara de huevo al fuego el Primero de Mayo , Beltane , y ve una mancha de sangre en la cáscara, significa que sus días están contados.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.