Significado y trascendencia del Día de Arafat

En el calendario festivo islámico, el noveno día de Dhul-Hijjah (el Mes del Hajj ) se llama el Día de Arafat (o Día de Arafah). Este día es el evento culminante de la peregrinación islámica anual a La Meca, Arabia Saudita. Debido a que el Día de Arafat, al igual que otras festividades islámicas, se basa en un calendario lunar en lugar del calendario solar gregoriano, su fecha cambia de año en año. 

Rituales del Día de Arafat

El Día de Arafat cae en el segundo día de los rituales de peregrinación. Al amanecer de este día, casi 2 millones de peregrinos musulmanes se dirigirán desde la ciudad de Mina a una colina y llanura cercana llamada Monte Arafat y la llanura de Arafat, que se encuentra a unas 12,5 millas (20 kilómetros) de La Meca, la última destino de la peregrinación. Los musulmanes creen que fue desde este sitio que el profeta Mahoma , la paz sea con él, pronunció su famoso sermón de despedida en su último año de vida.

Se espera que cada musulmán haga la peregrinación a La Meca una vez durante su vida; la peregrinación en sí no se considera completa a menos que también se haga la parada en el Monte Arafat. Por lo tanto, la visita al Monte Arafat es sinónimo del propio Hajj. La finalización implica llegar al Monte Arafat antes del mediodía y pasar la tarde en la montaña, permaneciendo hasta la puesta del sol. Sin embargo, las personas que son físicamente incapaces de completar esta parte de la peregrinación pueden observarla mediante el ayuno, que no practican quienes realizan la visita física a Arafat. 

Durante la tarde, desde alrededor del mediodía hasta la puesta del sol, los peregrinos musulmanes se paran en ferviente súplica y devoción, orando por el abundante perdón de Dios y escuchando a los eruditos islámicos hablar sobre temas de importancia religiosa y moral. Las lágrimas se derraman prontamente cuando aquellos que se reúnen se arrepienten y buscan la misericordia de Dios, recitan palabras de oración y recuerdo y se reúnen como iguales ante su Señor. El día se cierra con la recitación de la oración vespertina de Al-Maghrib.

Para muchos musulmanes, el Día de Arafat resulta ser la parte más memorable de la peregrinación del hajj y una que permanecerá con ellos para siempre. 

Día de Arafat para los no peregrinos

Los musulmanes de todo el mundo que no participan en la peregrinación a menudo pasan este día en ayuno y devoción. Tanto las oficinas gubernamentales como las empresas privadas en las naciones islámicas generalmente están cerradas el Día de Arafat para permitir que los empleados lo observen. El Día de Arafat es, por tanto, una de las fiestas más importantes de todo el año islámico . Se dice que ofrece expiación por todos los pecados del año anterior, así como por todos los pecados del año siguiente. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.