Una oración navideña

La temporada navideña puede traernos mucha alegría y mucho estrés , por lo que tener una oración de Navidad en el bolsillo puede ayudarlo a recordar que la temporada es un momento de celebración y paz. Este es el día en que celebramos el nacimiento de Jesús, y hay mucho por lo que estar agradecido . Jesús nos da esperanza y es nuestro salvador. Aquí hay una oración navideña que celebra el nacimiento de nuestro Señor y todas las cosas que Dios hace en nuestras vidas.

Texto de oración de Navidad

Dios, gracias por enviarnos a tu Hijo. Sé que en esta época del año, a menudo olvidamos por qué celebramos. Tendemos a estar tan absortos en la planificación de fiestas y regalos que olvidamos por qué estamos haciendo todas estas cosas en primer lugar. Aunque estemos atrapados en la alegría, por favor ayúdame a mantener mis ojos en la razón de todo el júbilo. Permíteme no olvidar las luchas y los conflictos que María y José enfrentaron al traer a tu hijo, Jesús, al mundo.

Sin embargo, Señor, no permitas que olvide las bendiciones que les otorgaste. Les diste un gran regalo de un niño y los bendijiste con refugio en un momento en que parecía que no tendrían dónde quedarse. Y luego trajiste a nuestro Salvador a este mundo a dos padres amorosos y creyentes que esperaban su presencia.

Que pueda encontrar la fuerza que José y María tenían cuando se cuestionó el embarazo de María. No debe haber sido fácil para ellos en ese momento. Déjame tener tanta confianza en ti como ellos cuando llegaron a Belén, donde tomaron una habitación en un establo, confiando en ti para proveer. Lo hiciste por ellos, dándome la esperanza de que siempre lo harás por mí. Que siempre seas mi fuerza y ​​mi proveedor.

No puedo imaginar tu sacrificio, Señor, pero sé que soy bendecido por él. Sé que todos los días siento tu presencia y miro alrededor del mundo con asombro ante tu creación. Así que este año, mientras decoro el árbol, este año mientras canto villancicos, no olviden que la Navidad es mucho más que regalos y luces. Dame la presencia de ánimo para mantenerme arraigado en la fe esta temporada. Sabes que a veces la fe enfrenta oposición. Hay momentos en que la duda intenta colarse. Pero tú nos diste a tu Hijo, nos mostraste la luz, y dejaste que siempre guiara mis pasos.

Y deja que el mundo encuentre las bendiciones que yo he encontrado en ti. Por cliché que suene, que haya paz en la tierra esta temporada. Que tengamos en nuestras vidas la esperanza y el amor que nos trajiste a través del nacimiento de Jesús. Es un día glorioso, y estoy feliz de poder celebrarlo y celebrarte. Gracias, Señor, por todo.

Señor, también levanto a mis amigos y familiares a ti. Les pido que continúen bendiciendo a todos ellos. Te pido que te vean en la luz gloriosa que se llena de tu amor. Que podamos celebrar juntos y darnos a todos un corazón el uno por el otro.

Gracias Señor. Gracias por traer a mi Salvador al mundo y gracias por tus bendiciones en mi vida. Amén.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.