Una oración de Pascua para los adolescentes cristianos

Esta Pascua nos recuerda el amor incondicional que Dios tiene por nosotros, así como el poder que tiene sobre la muerte y que es más que tradiciones como los huevos de Pascua y los conejitos. Jesús murió en una cruz por nuestro pecado, y luego venció a la muerte. Esta Pascua , oramos para tener una idea de cuán poderoso fue ese acto. Aquí hay una oración de Pascua simple que puede decir mientras nos dirigimos a una temporada de Pascua ocupada.

Una oración de Pascua para acercarte a Dios

Señor, gracias por todo lo que has hecho por nosotros. Cada día nos proporcionas todas las cosas que necesitamos. Tú nos das fuerza. Nos das amigos, familia y más. No siempre pretendo entender tus caminos, pero sé que tú siempre me entiendes. No me preocupa que me entiendas, porque tú me creaste. Tú conoces todos mis pensamientos, esperanzas y deseos. A medida que nos acercamos a la Pascua, el amor que tienes por cada uno de nosotros me parece más profundo de lo que jamás podré comprender.

No importa cómo te mire, sé que hiciste grandes sacrificios para protegernos de nosotros mismos. Nuestros pecados  son grandes. Mis pecados son grandes. Sé que no siempre te agrado, Dios. Sé que cometo grandes errores y, a veces, los cometo una y otra vez. Estoy tan lejos de ser perfecto, pero tú lo sabes, Señor. Ves todas mis imperfecciones. Ves mi pecado. Sin embargo, eliges amarme a pesar de todas las cosas que hago mal. Rezo para poder mejorar ante tus ojos todos los días.

Señor, la Pascua se trata de recordarme tu sacrificio y recordarme que todos somos salvados por ti. Mis pecados son lavados por ti. Yo venzo a la muerte por tu muerte. Espero el día en que me levantaré y estaré más cerca de ti y renovado por ti. Y, sin embargo, tu sacrificio también nos enseña muchas lecciones nuevas. Me enseñas cada día a ser un poco más como tú.

Easter me recuerda que los problemas que enfrento aquí son tan pequeños cuando los veo con una mentalidad eterna. Al igual que las cosas cotidianas que a veces creo que son tan importantes, mis problemas también son solo temporales; parte de este tiempo, pero no parte de un tiempo en el futuro. La Pascua me recuerda que a veces hay problemas más grandes que superar.

Solo espero que las lecciones que aprenda esta Pascua sean las que pueda llevar conmigo. Espero que me ayudes a mostrar a los demás el amor que me has mostrado a mí, puramente incondicional . Oro para que me des la fuerza para tomar decisiones difíciles cuando tenga que elegir entre lo correcto y lo fácil. Y espero que me sostenga cuando tenga que hacer sacrificios para que la gente vea su luz por encima de todo. Espero nunca olvidar lo que has hecho por mí y por los que me rodean. Rezo para poder estar siempre agradecido.

Señor, no hay nada como la Pascua para recordarme por qué soy cristiano. Señor, te pido que continúes hablándome de manera que pueda ver, y te pido que me ayudes a mantener mis ojos abiertos para que siempre pueda ver tu camino frente a mí. Permíteme siempre tener tus palabras y tu corazón bondadoso para que pueda guiar a otros hacia ti, y que tenga un poco de tu luz para ser un ejemplo para otros de lo que eres.

En tu nombre, Amén.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.