Una oración cristiana de gratitud

Cada vez que nos sentimos profundamente bendecidos por nuestra buena fortuna, por nuestro éxito o por la  bondad de los demás , este es un buen momento para ofrecer una oración de gratitud a Dios, ya que el entendimiento cristiano es que todas las cosas buenas en última instancia provienen de Dios. En realidad, tales bendiciones nos rodean todo el tiempo, y detenernos para expresar nuestro agradecimiento a Dios es una buena manera de recordarnos cuánta buena fortuna tenemos en nuestras vidas. 

Siempre que tengas mucho por lo que estar agradecido , aquí hay una simple oración de gratitud para decir.

Una oración cristiana de gratitud

Gracias, Señor, por las bendiciones que has derramado en mi vida. Me has proporcionado más de lo que podría haber imaginado. Me has rodeado de gente que siempre vela por mí. Me has dado familiares y amigos que me bendicen todos los días con palabras y acciones amables. Me animan de maneras que mantienen mis ojos enfocados en ti y hacen que mi espíritu se eleve.

También, gracias, Señor, por mantenerme a salvo. Me proteges de esas cosas que parecen perseguir a los demás. Me ayudas a tomar mejores decisiones y me brindas asesores para ayudarme con las decisiones difíciles de la vida. Me hablas de tantas maneras que siempre sé que estás aquí.

Y Señor, estoy muy agradecida por mantener seguros y amados a los que me rodean. Espero que me brindes la capacidad y el sentido para demostrarles cada día cuánto importan. Espero que me den la capacidad de brindarles la misma amabilidad que me brindaron a mí.

Estoy extremadamente agradecido por todas tus bendiciones en mi vida, Señor. Ruego que me recuerdes cuán bendecida soy y que nunca me permitas olvidar mostrar mi gratitud en oración y actos de bondad devueltos.

Gracias Señor.

En tu nombre, Amén.

Expresar gratitud con versículos de la Biblia

La Biblia está llena de pasajes que puedes incorporar en tus oraciones de gratitud. Éstos son sólo algunos de los que elegir:

¡Tú eres mi Dios, y te alabaré! ¡Tú eres mi Dios, y yo te exaltaré! ¡Dad gracias al Señor, porque él es bueno! Su fiel amor perdura para siempre. (Salmo 118:28-29, NTV )

Gozaos siempre, orad continuamente, dad gracias en todas las circunstancias; porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús. (1 Tesalonicenses 5:18, NVI )

Por tanto, ya que estamos recibiendo un reino inconmovible, seamos agradecidos y adoremos a Dios aceptablemente con reverencia y temor… (Hebreos 12:28, NVI)

Por todo ello, Su Excelencia, le estamos muy agradecidos. (Hechos 24:3, NTV)

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.