Perfil de Poncio Pilato, gobernador romano de Judea

Poncio Pilato fue una figura clave en el juicio de Jesucristo , ordenando a las tropas romanas que llevaran a cabo la sentencia de muerte de Jesús por crucifixión . Como gobernador romano de Judea y juez supremo de la provincia desde el 26 al 37 dC, Pilato tenía la autoridad exclusiva para ejecutar a un criminal. Este soldado y político se encontró atrapado entre el implacable imperio de Roma y las intrigas religiosas del consejo judío, el Sanedrín .

Poncio Pilato

Conocido por: prefecto romano de Judea (26–37 d. C.) que autorizó la crucifixión de Jesucristo.

Ciudad natal : se cree tradicionalmente que la familia de Pilatos procedía de la región de Samnium, en el centro de Italia.

Referencias bíblicas : Poncio Pilato se menciona en Mateo 27: 2, 11, 13, 17, 19, 22-24, 58, 62, 25; Marcos 15:1-15, 43-44; Lucas 13:1, 22:66, 23:1-24, 52; Juan 18:28-38, 19:1-22, 31, 38; Hechos 3:13, 4:27; 13:28; 1 Timoteo 6:13.

Ocupación : Gobernador de Judea bajo el Imperio Romano.

Árbol genealógico : Mateo 27:19 menciona a la esposa de Poncio Pilato, pero no tenemos otra información sobre sus padres o hijos.

¿Quién fue Poncio Pilato?

Poco se sabe de Poncio Pilato antes de que llegara a Judea en el año 26 d. C. Probablemente fue un caballero romano que saltó a la fama a través del servicio militar. Como gobernador, su tarea principal era mantener la ley y el orden. Pilato vivía en el cuartel general romano en Cesarea Marítima con un pequeño personal de apoyo y una compañía de tropas auxiliares. Durante las fiestas y festivales judíos, visitaba Jerusalén para mantener la paz en la ciudad.

Pilato es mejor recordado por su papel en la sentencia de muerte de Jesús. Los cuatro Evangelios incluyen el juicio de Cristo frente a Pilato, aunque los detalles de los relatos difieren un poco.

Jesús fue arrestado por orden de José Caifás , el sumo sacerdote del templo en Jerusalén en ese momento. Caifás y otros miembros del Sanedrín habían acusado a Jesús de blasfemia , un delito punible con la muerte según la ley judía. Pero el Sanedrín, o consejo supremo, del cual Caifás era presidente, no tenía autoridad para ejecutar personas. Entonces Caifás entregó a Jesús a Poncio Pilato, quien tenía el poder como gobernador para ejecutar una sentencia de muerte. Caifás trató de convencer a Pilato de que Jesús era una amenaza para la estabilidad romana y tenía que morir para evitar una rebelión.

Caifás le debía su puesto a Roma y tenía una buena relación de trabajo con Pilato. Tanto él como Pilato querían mantener la paz, especialmente en una ciudad llena de gente en la Pascua . Dado que no había un precedente legal establecido para un caso como el de Jesús, le correspondía a Pilato, como gobernador, decidir cómo manejar la situación y qué sentencia ejecutar. Pilato probablemente vio a Jesús como un alborotador. Ordenó que Jesús fuera crucificado bajo el título irónico y sarcásticamente burlón de «Rey de los judíos».

Jesucristo es interrogado por Poncio Pilato

logros

A Pilato se le asignó la tarea de recaudar impuestos, supervisar proyectos de construcción y mantener la ley y el orden. Mantuvo la paz a través de la fuerza bruta y la negociación sutil. El predecesor de Poncio Pilato, Valerio Grato, pasó por tres sumos sacerdotes antes de encontrar uno de su agrado: José Caifás. Pilato retuvo a Caifás, quien aparentemente sabía cómo cooperar con los superintendentes romanos.

Fortalezas y debilidades

Poncio Pilato probablemente fue un soldado exitoso antes de recibir este nombramiento por patrocinio. En los evangelios, se le presenta sin encontrar ningún defecto en Jesús y simbólicamente se lava las manos del asunto.

Pilato tenía miedo del Sanedrín y de un posible motín. Sabía que Jesús era inocente de los cargos en su contra, pero cedió a la multitud e hizo crucificar a Jesús de todos modos.

Lecciones de vida

Lo que es popular no siempre es correcto, y lo que es correcto no siempre es popular. Poncio Pilato sacrificó a un hombre inocente para evitarse problemas. Desobedecer a Dios para ir con la multitud es un asunto muy serio. Como cristianos, debemos estar preparados para defender las leyes de Dios.

Versículos bíblicos clave

Mateo 27:24
Entonces Pilato, cuando vio que no ganaba nada, sino que más bien se estaba armando un alboroto, tomó agua y se lavó las manos delante de la multitud, diciendo: Inocente soy yo de la sangre de este hombre; mirad vosotros mismos. ( ESV )

Lucas 23:12
Y Herodes y Pilato se hicieron amigos ese mismo día, porque antes de esto habían estado enemistados el uno con el otro. (ESV)

Juan 19:19-22
Pilato también escribió una inscripción y la puso sobre la cruz. Decía: «Jesús de Nazaret, el Rey de los judíos». Muchos de los judíos leyeron esta inscripción, porque el lugar donde crucificaron a Jesús estaba cerca de la ciudad, y estaba escrita en arameo, en latín y en griego. Entonces los sumos sacerdotes de los judíos dijeron a Pilato: No escribas: Rey de los judíos, sino: Este ha dicho: Yo soy rey ​​de los judíos. Pilato respondió: Lo que he escrito, lo he escrito. escrito.» (ESV)

Fuentes

  • Diccionario de Jesús y los Evangelios, Segunda Edición (p. 679). 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.