la sangre de jesus

La Biblia considera la sangre como símbolo y fuente de vida. Levítico 17:14 dice: «Porque la vida de toda criatura es su sangre: su sangre es su vida…» ( NVI )

La sangre juega un papel importante en el Antiguo Testamento. 

En la primera Pascua en Éxodo 12:1-13 , la sangre de un cordero fue colocada en la parte superior y los lados del marco de cada puerta como señal de que la muerte ya había ocurrido, para que el Ángel de la Muerte pasara.

Una vez al año, en el Día de la Expiación (Yom Kippur) , el sumo sacerdote entraba en el Lugar Santísimo para ofrecer un sacrificio de sangre para expiar los pecados del pueblo. La sangre de un toro y de una cabra fue rociada sobre el altar. La vida del animal fue derramada, dada en favor de la vida del pueblo.

Cuando Dios firmó un pacto con su pueblo en el Sinaí, Moisés tomó la sangre de los bueyes y roció la mitad sobre el altar y la otra mitad sobre el pueblo de Israel. (Éxodo 24:6-8)

La Sangre de Jesucristo

Por su relación con la vida, la sangre significa la ofrenda suprema a Dios. La santidad y la justicia de Dios exigen que el pecado sea castigado. La única pena o pago por el pecado es la muerte eterna. La ofrenda de un animal e incluso nuestra propia muerte no son sacrificios suficientes para pagar el pecado. La expiación requiere un sacrificio perfecto y sin mancha, ofrecido de la manera correcta.

Jesucristo , el único Dios-hombre perfecto, vino a ofrecer el sacrificio puro, completo y eterno para pagar por nuestro pecado. Los capítulos 8-10 de Hebreos explican hermosamente cómo Cristo se convirtió en el eterno Sumo Sacerdote, entrando en el cielo (el Lugar Santísimo), de una vez por todas, no por la sangre de los animales sacrificados, sino por su propia sangre preciosa en la cruz. Cristo derramó su vida en el máximo sacrificio expiatorio por nuestro pecado y los pecados del mundo.

En el Nuevo Testamento , la sangre de Jesucristo, por lo tanto, se convierte en el fundamento del nuevo pacto de gracia de Dios. En la Última Cena , Jesús dijo a sus discípulos: “Esta copa que por vosotros se derrama es la nueva alianza en mi sangre”. (Lucas 22:20, NVI)

Amados himnos expresan la naturaleza preciosa y poderosa de la sangre de Jesucristo. Examinemos ahora las Escrituras para afirmar su profundo significado.

La Sangre de Jesús Tiene Poder Para:

redímenos

En él tenemos redención por su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de su gracia… ( Efesios 1:7, NVI)

Con su propia sangre, no la sangre de machos cabríos y becerros, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo y aseguró nuestra redención para siempre.  (Hebreos 9:12, NTV )

reconciliarnos con Dios

Porque Dios presentó a Jesús como el sacrificio por el pecado. Las personas se reconcilian con Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida, derramando su sangre… ( Romanos 3:25, NTV)

Pagar nuestro rescate

Porque sabéis que Dios pagó un rescate para salvaros de la vida vacía que heredasteis de vuestros antepasados. Y el rescate que pagó no fue simple oro o plata. Era la sangre preciosa de Cristo, el Cordero de Dios sin pecado y sin mancha.  (1 Pedro 1: 18-19, NTV)

Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre rescataste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación… ( Apocalipsis 5 :9, ESV)

lavar el pecado

Pero si vivimos en la luz, como Dios está en la luz, entonces tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús, su Hijo, nos limpia de todo pecado. (1 Juan 1:7, NTV)

Perdónanos

De hecho, bajo la ley casi todo se purifica con sangre, y sin derramamiento de sangre no hay perdón de pecados .  ‎(Hebreos 9:22 NVI)

Libéranos

… y de Jesucristo. Él es el testigo fiel de estas cosas, el primero en resucitar de entre los muertos , y el soberano de todos los reyes del mundo. Toda gloria a aquel que nos ama y nos ha librado de nuestros pecados al derramar su sangre por nosotros. (Apocalipsis 1:5, NTV)

Justifícanos

Así que, puesto que ahora hemos sido justificados por su sangre, mucho más seremos salvos por él de la ira de Dios. (Romanos 5:9, NVI)

Limpia nuestra conciencia culpable

Bajo el antiguo sistema, la sangre de cabras y toros y las cenizas de una vaca joven podían limpiar los cuerpos de las personas de la impureza ceremonial. Solo piense cuánto más la sangre de Cristo purificará nuestras conciencias de las obras pecaminosas para que podamos adorar al Dios vivo. Porque por el poder del Espíritu eterno, Cristo se ofreció a sí mismo a Dios como sacrificio perfecto por nuestros pecados.  (Hebreos 9:13-14, NTV)

Santificanos

Así también Jesús padeció fuera de la puerta para santificar al pueblo por su propia sangre. (Hebreos 13:12, NVI)

Abre el camino a la presencia de Dios

Pero ahora habéis sido unidos con Cristo Jesús. En otro tiempo estabais lejos de Dios, pero ahora habéis sido acercados a él por la sangre de Cristo.  (Efesios 2:13, NTV)

Y así, queridos hermanos y hermanas, podemos entrar confiadamente en el Lugar Santísimo del cielo gracias a la sangre de Jesús. (Hebreos 10:19, NTV)

Danos paz

Porque agradó a Dios en toda su plenitud vivir en Cristo, y por medio de él Dios reconcilió todo consigo. Hizo las paces con todo en el cielo y en la tierra por medio de la sangre de Cristo en la cruz. ( Colosenses 1:19-20, NTV)

Superar al enemigo

Y ellos lo vencieron por la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio de ellos, y no amaron sus vidas hasta la muerte.  (Apocalipsis 12:11, NVI )

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.