Conoce a Juan el Bautista: El hombre más grande que jamás haya existido

Juan el Bautista es uno de los personajes más distintivos del Nuevo Testamento. Tenía un don inusual para la moda, vestía ropa de aspecto salvaje hecha de pelo de camello y un cinturón de cuero alrededor de la cintura. Vivió en el desierto del desierto, comió langostas y miel silvestre, y predicó un mensaje extraño. A diferencia de tantas personas, Juan el Bautista conocía su misión en la vida. Entendió claramente que había sido apartado por Dios con un propósito.

Juan el Bautista

  • Conocido por : Juan el Bautista fue un precursor y profeta del Mesías que preparó a la gente para la venida de Jesucristo. Predicó un evangelio de perdón de los pecados y ofreció un bautismo que simbolizaba el arrepentimiento. Juan fue arrestado y decapitado por Herodes Antipas alrededor del año 29 dC, mientras Jesús aún estaba vivo y ministrando.
  • Referencias bíblicas: En Isaías 40:3 y Malaquías 4:5, se predijo la venida de Juan. Los cuatro Evangelios mencionan a Juan el Bautista: Mateo 3, 11, 12, 14, 16, 17; Marcos 6 y 8; Lucas 7 y 9; Juan 1. También se hace referencia a él varias veces a lo largo del libro de los Hechos .
  • Ocupación : Profeta, predicador y asceta nazareo.
  • Ciudad natal : La región montañosa de Judá.
  • Árbol Genealógico :
    Padre – Zacarías
    Madre – Isabel
    Pariente – Jesucristo

Bajo la dirección de Dios, Juan el Bautista desafió a la gente a prepararse para la venida del Mesías, apartándose del pecado y bautizándose como símbolo de arrepentimiento . Aunque Juan no tenía poder ni influencia en el sistema político judío, entregó su mensaje con la fuerza de la autoridad. La gente no pudo resistir la abrumadora verdad de sus palabras, mientras acudían por cientos para escucharlo y ser bautizados. E incluso cuando atrajo la atención de las multitudes, nunca perdió de vista su misión: llevar a la gente a Cristo.

Logros de Juan el Bautista

La madre de Juan, Isabel , era pariente de María , la madre de Jesús. Las dos mujeres estaban embarazadas al mismo tiempo. La Biblia dice en Lucas 1:41 cuando las dos futuras madres se encontraron, el bebé saltó dentro del vientre de Isabel mientras ella estaba llena del Espíritu Santo .

El ángel Gabriel ya había anunciado el nacimiento milagroso y el ministerio profético de Juan el Bautista a su padre Zacarías . La noticia fue una gozosa respuesta a la oración por la previamente estéril Isabel. Juan se convertiría en el mensajero ordenado por Dios que proclamaría la llegada del Mesías, Jesucristo .

El notable ministerio de Juan el Bautista incluyó el bautismo de Jesús en el río Jordán. A Juan no le faltó audacia cuando desafió incluso a Herodes a arrepentirse de sus pecados. Aproximadamente en el año 29 d. C., Herodes Antipas hizo arrestar y encarcelar a Juan el Bautista. Más tarde, Juan fue decapitado por un complot ideado por Herodías, la esposa ilegal de Herodes y ex esposa de su hermano Felipe.

En Lucas 7:28, Jesús declaró que Juan el Bautista era el hombre más grande que jamás haya vivido: «Os digo que entre los nacidos de mujer no hay nadie mayor que Juan…»

Fortalezas

La mayor fortaleza de John fue su compromiso enfocado y fiel al llamado de Dios en su vida. Tomando el voto nazareo de por vida, personificó el término «apartado para Dios». Juan sabía que le habían encomendado un trabajo específico y partió con singular obediencia para cumplir esa misión. No solo habló sobre el arrepentimiento del pecado . Vivió con audacia de propósito a lo largo de su misión intransigente, dispuesto a morir como mártir por su posición contra el pecado.

Lecciones de vida

Juan el Bautista no partió con la meta de ser diferente a los demás. Aunque era notablemente extraño, no solo apuntaba a la singularidad. Más bien, dirigió todos sus esfuerzos hacia la obediencia . Obviamente, Juan dio en el blanco, ya que Jesús lo llamó el más grande de los hombres.

Pensamiento para la Reflexión

Cuando nos damos cuenta de que Dios nos ha dado un propósito específico para nuestras vidas, podemos avanzar con confianza, confiando plenamente en Aquel que nos llamó. Como Juan el Bautista, vivimos sin miedo, centrándonos en la misión que Dios nos ha dado. ¿Puede haber mayor gozo o satisfacción en esta vida que saber que el placer y la recompensa de Dios nos esperan en el cielo?

Versículos bíblicos clave

Marcos 1:4
Este mensajero fue Juan el Bautista. Estuvo en el desierto y predicó que las personas debían bautizarse para mostrar que se habían arrepentido de sus pecados y se habían vuelto a Dios para ser perdonados. ( NTV )

Juan 1:20-23
Él [Juan el Bautista] no dejó de confesar, pero confesó libremente: «Yo no soy el Cristo».
Le preguntaron: «¿Entonces quién eres? ¿Eres Elías
Él dijo: «No lo soy».
«¿Eres el Profeta?»
Él respondió: «No».
Finalmente dijeron: «¿Quién eres tú? Danos una respuesta para llevarla a quienes nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?»
Juan respondió con las palabras del profeta Isaías: «Yo soy la voz del que clama en el desierto: ‘Enderezad el camino del Señor’. » ( NVI )

Mateo 11:11
De cierto os digo: Entre los nacidos de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el reino de los cielos es mayor que él. (NVI)

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.