El TSJEx reconoce la experiencia a los profesores de religión en las oposiciones. APREx-FEPER puso la demanda

EDUCACION TENDRA QUE MODIFICAR LA VALORACION DE OCHO INTERINOS QUE SE PRESENTARON A LOS EXAMENES DEL 2008.

Estos docentes recibirán por primera vez en Extremadura puntuación en función de los años que hayan dado clase.APREx-FEPER, la asociación que puso la demanda, cree que es "el principio del fin" de la discriminación y tiene otros recursos.

foto_florencio_en_el_aula_20091208g0021pexEl principio del fin de uno de los motivos de discriminación de los maestros y profesores de religión. Este es el resumen de la valoración que la Asociación de Profesores de Religión de Extremadura, integrada en la Federación Estatal de Profesores de Enseñanza Religiosa (APREx-FEPER), hace de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) que reconoce la experiencia para los docentes de esta materia que se presenten a las oposiciones en la región. Según la sentencia dictada hace unas semanas, el TSJEx anula las resoluciones por las que se convocaron las oposiciones a Secundaria y se reguló la confección de las listas de interinos, en concreto, "los apartados relativos a la exclusión de la valoración como mérito el desempeño del profesorado de religión".

De este modo, por primera vez en Extremadura, el colectivo de docentes de religión al completo verá reconocida su experiencia docente bien a la hora de concurrir a las oposiciones o de integrarse en las listas para cubrir plazas vacantes. Hasta ahora, esta tesitura se ha tenido en cuenta en otras comunidades o, en el caso de Extremadura, a nivel individual. "En cambio, nosotros hemos recurrido en nombre de todo el profesorado, por lo que todos se verán beneficiados con el resultado", destaca Jesús María Losada, presidente de APREx-FEPER.

De momento, directamente serán ocho los profesores que se verán afectados por la sentencia del TSJEx, según datos de la Consejería de Educación. Son los que se presentaron a las oposiciones de Secundaria convocadas en el 2008 y pueden demostrar que han ejercido alguna vez como docentes de religión en un centro público. "Hasta ahora, esta circunstancia no nos computaba como experiencia docente, ¿entonces qué es?", se pregunta Losada.

A partir de esta sentencia, podría comenzar a hacerlo no solo para los opositores del 2008. De hecho, APREx-FEPER también ha recurrido la convocatoria para el cuerpo de maestros del 2009, que no incluye en el texto la exclusión de la experiencia de los docentes de religión, si bien en la práctica no les ha sido reconocida. La abogada de la asociación, Luz Ruiz, explica que en ese caso "curiosamente el TSJEx se ha declarado incompetente, a pesar de que es similar al del 2008 en el que nos ha dado la razón, y lo ha derivado a un juzgado de la contencioso-administrativo de Mérida, donde se celebrará el juicio el próximo mes de febrero".

No obstante, precisamente en base a la sentencia del TSJEx del 2008, Ruiz se muestra optimista sobre el resultado de ese futuro proceso judicial. "Incluso aunque nos fuera mal en el juzgado de primera instancia, tendríamos que recurrir al Tribunal Superior, que difícilmente podría contradecirse respecto a lo que ha dictado en referencia a la convocatoria del 2009", comenta.

OTRA DEMANDA También el sindicato CSI-F tiene abierto un proceso contra la convocatoria del 2009 por este mismo motivo, pendiente de resolución, en este caso, en el juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Cáceres, advierte su responsable del Profesorado de Religión, Jacinto Valiente. Este explica que hay al menos 27 sentencias judiciales en todo el país que reconocen la experiencia docente de los profesores de religión, en base a lo cual muchos docentes están presentando, con el asesoramiento del sindicato, recursos individuales contra su calificación en las oposiciones del 2009, "que se están resolviendo favorablemente para ellos".

Tanto Valiente como Losada coinciden en valorar estas sentencias como un paso más hacia la equiparación de los docentes de religión con sus compañeros del resto de materias.

Por su parte, la Dirección General de Política Educativa se limita a informar de que acatará la sentencia referente a las oposiciones del 2008 aumentando "de oficio" la puntuación de los ocho opositores afectados, si bien avanza que previsiblemente no lograrán nota suficiente para obtener una plaza. En cuanto a la convocatoria del 2009 --en la que podrían darse decenas de casos de este tipo--, la Administración educativa solo señala que ese caso "está recurrido", si bien según la información que maneja este diario, tanto la demanda de APREx-FEPER como la de CSI-F están pendientes de juicio.