Noticias

Secciones


La indignación contra los recortes desborda las calles de toda España

La indignación contra los recortes desborda las calles de toda España

 

El País

Los centros de Madrid y Barcelona se colapsan de manifestantes en contra del plan de ajuste validado hoy en el Congreso. Alicante, Bilbao, Sevilla, Valencia y más de 80 ciudades en toda España secundan los actos de protesta convocados por los principales sindicatos

Después de más de una semana de protestas, los funcionarios conservan sus fuerzas intactas. También su indignación, que este jueves saturó las calles de toda España. Las protestas espontáneas que han proliferado esta semana tras el anuncio del Gobierno de un ajuste de 65.000 millones en dos años llegaron este jueves al clímax.

Las manifestaciones reunieron a centenares de miles de personas en unas 80 ciudades de España apenas unas horas después de que el Congreso de los Diputados aprobara el tijeretazo solo con los votos del PP. Y no serán las últimas movilizaciones que habrá este verano. “Hoy no es una manifestación más ni un acto final de nada. Habrá más en agosto”, anunció el líder de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, antes de la convocatoria madrileña.

La magnitud del mayor recorte de la democracia ha unido a sindicatos, organizaciones y movimientos sociales —han secundado las protestas más de mil organizaciones— que hasta la semana pasada era impensable que salieran juntos a la calle. La manifestación de este jueves estaba convocada por seis sindicatos dispares (UGT, CC OO, CSI-F, CGT, la Intersindical y USO), que hasta ahora no habían confluido nunca, y la Plataforma en Defensa del Estado del Bienestar.

El Gobierno sabía que el descontento había crecido mucho últimamente —más con el ya famoso grito de la popular Andrea Fabra en el Congreso: “¡Que se jodan!”—, pero no esperaba movilizaciones masivas. Las protestas contra la reforma laboral llegaron a ser contundentes por momentos, sobre todo en las primeras manifestaciones convocadas contra ella, pero ninguna ha tenido esta dimensión. Ni siquiera la de la huelga general.

Los recortes ya no afectan solo a colectivos concretos, por amplios que sean (como la reforma laboral a los 14 millones de asalariados), ni son medidas que maniatan solo a ciertas Administraciones o entes públicos. El ajuste que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy llega directamente al bolsillo de todos los ciudadanos, de una o de otra forma: la subida del IVA, el aumento de las retenciones por IRPF a los autónomos, la suspensión de la paga extra de Navidad a los funcionarios, el recorte de las prestaciones por desempleo, los despidos en las empresas públicas. Además, llega también a puntos neurálgicos del Estado de bienestar que afectan a la vida cotidiana: el tajo en dependencia, las recetas sanitarias… “Es el momento de salir a la calle, soy enfermo crónico y ahora tengo que pagar más por los medicamentos”, protestaba este jueves un bombero jubilado.

Pero la medida que más ha contribuido a llenar las calles ha sido la suspensión de la paga extra de Navidad a los empleados públicos, como se ha puesto de manifiesto en las protestas que, organizadas o espontáneas, ha habido durante la última semana.

Y, sobre todo, se pudo ver este jueves pese al calor asfixiante: la gente vestida con las camisetas verdes que simbolizan la oposición a los recortes en la enseñanza pública se fundía con los uniformes y cascos de bombero, los policías vestidos de paisano —en Valencia, agentes de la policía local se atrevieron a marchar de uniforme— y las camisetas negras de los funcionarios, protestando por los recortes salariales. “Lo que ha hecho el Ayuntamiento de Madrid es un despilfarro, y ahora cada vez tenemos menos trabajo porque hay menos subvenciones”, criticó una trabajadora social.

Aunque las protestas corrieron por toda España, fue la de Madrid la más multitudinaria. Bajo el lema Quieren arruinar el país, hay que impedirlo, somos más, miles de personas procedentes de todos los sectores públicos se concentraron —marchar era casi imposible— en la callé Alcalá, entre la Puerta del Sol y Cibeles, y las vías aledañas, y en el paseo del Prado, hasta Neptuno. Según los cálculos de EL PAÍS, más de 100.000 personas secundaron la convocatoria. Los organizadores dan una cifra de 800.000 asistentes, mientras que fuentes policiales la reducen a 25.000.

La Coordinadora de Trabajadores del Espectáculo, plataforma que engloba a los sindicatos de la cultura y el espectáculo, fue el primer colectivo que inició la protesta en Madrid con una concentración a las 19.30 la plaza del Rey. “Se están cargando el futuro de toda una generación”, criticó el actor Javier Bardem.

Pero fue, una vez más, la sombra de Andrea Fabra protagonizó el grito mayoritario. Unos trabajadores lograron colgar durante unos minutos, después de muchos forcejeos, una pancarta en el Palacio de Telecomunicaciones, sede del Ayuntamiento de Madrid, en la que se leía “¡Qué se jodan!”, en alusión al exabrupto que lanzó la diputada del PP cuando Rajoy anunciaba el paquete de recortes.

Uno de los momentos de mayor tensión se vivió una vez concluida la marcha. Un grupo de manifestantes se dirigió al Congreso , protegido por unos 120 policías, que les bloqueó el paso. Los antidisturbios cargaron contra los manifestantes en la Carrera de San Jerónimo, cuando intentaron traspasar las vallas que rodean estos días la Cámara baja.

Las protestas de ayer no son más que el comienzo. “Convocaremos acciones concretas y sectoriales e implicaremos a todos los colectivos que sufren los recortes, haremos confluir la movilización laboral y ciudadana, preparemos una gran marcha sobre Madrid”, concluía el manifiesto que ayer leyeron en la capital los escritores Benjamín Prado y Marta Sanz, en alusión a la gran manifestación que los sindicatos prepara para septiembre.

En Barcelona, la enésima manifestación contra los recortes, reunió a decenas de miles de personas, 400.000 según los organizadores y 40.000 según la policía.. Con los bomberos a petardo limpio y los #iaioflautes, el ala senior del Movimiento 15M, en la primera línea de frente aunque sea con bastón, Barcelona se volvió a echar a la calle.

“¡Qué se jodan!”

España estaba ayer que ardía. Temperaturas sobre los 40 grados en muchas calles durante la tarde y, ya por la noche, manifestaciones, marchas y protestas contra las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy. Sin incidentes reseñables. Por todo el país. Como hacía mucho tiempo que no se recordaba. Hubo muchos gritos de guerra y lemas variados, pero triunfó el exabrupto “¡Qué se jodan!”, que pronunció la diputada del PP de Castellón Andrea Fabra.

Fue el cántico más coreado en las principales ciudades valencianas, donde además los protagonistas de muchas de esas marchas fueron los trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), amenazados estos días por un brutal expediente de regulación de empleo que tiene por objetivo despedir a 1.295 empleados (76% de la plantilla). En Valencia (50.000 manifestantes) también se sumaron a las protestas muchos agentes de policía, y el éxito de la convocatoria les animó a todos a anunciar que en septiembre se dirigirán hacia Madrid para exigir un referéndum para “tirar” al Gobierno.

En Euskadi las masivas protestas no contaron este jueves con el apoyo de los sindicatos nacionalistas ELA y LAB, a los que los demás convocantes pidieron unidad. En Bilbao, con unos 20.000 manifestantes, el lema de partida fue: “Quieren arruinar el país, hay que impedirlo. Rebélate”. Los movilizados llevaban en sus manos ikurriñas, banderas republicanas y de los sindicatos.

En la capital de Andalucía, en Sevilla, los manifestantes, más de 50.000, optaron por corear “esto nos pasa con un Gobierno facha”, “este Gobierno nos lleva a la ruina” o “Rajoy, ratero, nos roba a los obreros”. En la multitudinaria manifestación de Málaga se portaban pancartas con mensajes como “no te calles, defiende tus derechos” o “venden la sanidad para salvar la banca”.

En Murcia se gritó: “¡Gobierno y banqueros, los mismos embusteros!” y “manos arriba, esto es un atraco”. Algunos iban disfrazados de Andrea Fabra y otros llevaban consignas como “Señora Fabra: ya estamos bien jodidos”, “dice el refrán: no te rías del mal de tu vecino, que el tuyo viene de camino”. En Pamplona, los 15.000 asistentes a la protesta recorrieron las calles tras el lema No te calles.

En Palma, más de 20.000 personas (50.000 según los organizadores) protagonizaron una de las protestas más amplias y socialmente diversa de los últimos años. Hasta 20 sindicatos llamaron a salir a la calle contra los recortes. Entre la multitud predominaban las camisetas negras de los funcionarios y las verdes de los defensores del sector público en la enseñanza y la sanidad. Se dio una fuerte presencia de jóvenes y activistas culturales junto a bomberos y policías en reivindicación. Los jubilados se hicieron notar. En Ibiza y Mahón marcharon centenares de manifestantes. En Canarias algunos asistentes lucían camisetas negras con la estampa: “Que se jodan”.

Con información de F. Javier Barroso, María Sosa, Carlos Rico, Clara Blanchar, Rocío García, y Carlos Laorden Zubimendi.

Leer más ...

El Supremo reconoce el derecho a los trienios de los profesores de Religión

El Supremo reconoce el derecho a los trienios de los profesores de Religión

Una iniciativa del sindicato USIT-EP

El Supremo reconoce el derecho a los trienios de los profesores de Religión

El Alto Tribunal reconsidera su postura manifestada en sentencias en unificación

Redacción, 16 de julio de 2012 a las 11:03

(USIT-EP).- Desde USIT-EP no podemos sino expresar nuestra alegría por haber conseguido lo que otros daban por perdido, es decir, que el Tribunal Supremoreconsidere su postura manifestada en sentencias en unificación de doctrina de fechas 10 y 21 de diciembre de 2010, respecto al devengo de la antigüedad (trienios) del profesorado de religión.

Nuestros servicios jurídicos mantuvieron intacta la confianza en poder "forzar" un cambio de criterio del Alto Tribunal, aún sabiendo de la valentía y dificultad que entrañaba interponer un Conflicto Colectivo en la Comunidad de Madrid en esta materia, esto es, respecto a la antigüedad (trienios) del profesorado de religión, negados en las citadas sentencias de 10 y 21 de diciembre de 2010.

Así, y a pesar de las críticas que se vertieron sobre la pertinencia de este procedimiento, la utilización de argumentos jurídicos de elevada altura, viene recogido por la propia sentencia: "Esta Sala es consciente de que con esta resolución está matizando de alguna manera resoluciones anteriores dictadas en unificación de doctrina, pero tiene que insistir en el hecho de que en este recurso se han utilizado por la parte recurrente argumentos jurídicos mucho más profundos de los que se alegaron en ocasiones anteriores (...)".

Aquellos profesores que paralizaron los procedimientos que estaban en "camino" cuando se dictaron las sentencias mencionadas, como en su día advertimos, y todos los que no habían iniciado el mismo, ahora pueden continuar o iniciar el procedimiento, con la garantía de que el Conflicto Colectivo ganado por USIT-EP es vinculante para las sentencias individuales.

En su día, USIT-EP fue el único sindicato con representación entre los profesores de religión, que se negó a firmar el Convenio Colectivo impuesto por la Comunidad de Madrid, por no contener en su texto, el devengo de los trienios. A día de hoy, nuevamente nos felicitamos porque si se hubiera firmado se habría perdido irremediablemente este derecho.

Por último, no podemos olvidar la afirmación de esta nueva STS:

"(...) tiene razón el recurrente cuando en atención a tal situación concreta invoca el derecho a la igualdad del art. 14 de la Constitución y la exigencia de que se acomode la propia Administración a las consecuencias que derivan de sus actos propios como derivación del principio de buena fe que preside todo nuestro ordenamiento jurídico desde la previsión que en tal sentido se contiene en el art. 7 del Código Civil".

¡Un nuevo paso, una nueva conquista!



Leer más ...

Blázquez rompe el silencio y aventa la esperanza

Blázquez rompe el silencio y aventa la esperanza

Blázquez rompe el silencio y aventa la esperanza

José Manuel Vidal

Religión Digital  

Hacer de la necesidad virtud. Es lo que vino a decirles a sus curas el día de San Juan de Ávila el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, tras mostrarse partidario de pagar el IBI como gesto de solidaridad y tras pedirle a sus sacerdotes que no se opusiesen a ese impuesto “con uñas y dientes”.

Una sabia decisión. Llena de entrañas samaritanas y de sentido común. Una decisión que da ejemplo, ofrece vías de salida y rompe con el espeso muro de silencio que, en torno a ésta y otras cuestiones sensibles (como la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles), están manteniendo el presidente y el secretario del episcopado. Que son los que tenían y tiene que hablar.

Ha tenido que salir, desde Valladolid, el vicepresiente a poner las cosas en su sitio. Y a dejar claro, con unas pocas palabras y la oferta de un gesto, que la Iglesia española no sólo está al pié del cañón como la que más socorre a los pobres, no sólo presume de Cáritas, sino que, además, tampoco tiene empacho en arrimar el hombro para sostener a un país que se tambalea. Con el IBI, con las tasas de basura y con lo que haga falta. Que para algo quiere ser luz y sal. Y hacer gala de la ejemplaridad que los políticos predican para los demás, pero no viven.

Hace tiempo que algunos creyentes venáimos pidiendo este tipo de palabras y este tipo de gestos. Por coherencia y por el bien de la propia institución. Sin por eso querer marcar la agenda a nadie, que es la lectura que algunos hacen de nuestros comentarios. Avisando, simplemente, desde esta atalaya privilegiada de RD (rompeolas de las diversas sensibilidades eclesiales), de lo que consideramos la mejor manera de ser y hacer Iglesia en el momento actual.

Gracias, monseñor Blázquez, el obispo tímido y sensato, el líder en la sombra (nunca le gustó el relumbrón) de la corriente moderada mayoritaria (queremos creer) del episcopado. Un obispo nada progresista, pero sencillo, dialogante y que no ha renunciado al “espíritu del Vaticano II”. Con todas las cautelas necesarias, pero sin nostalgias involutivas. Un obispo que, tras su largo recorrido (tanto en Bilbao como en la presidencia de la CEE) no tiene nada que desmostrar. Ni que perder. Sólo mucho que ganar para la Iglesia.

¡Qué buen líder sería con un poco más de arrojo, de mordiente, de audacia! Un paso más, Don Ricardo, porque, como bien sabemos todos, la Iglesia española necesita, hoy más que nunca, tener voz y presencia social. Y dar esperanza a nuestra gente. Y necesita también, hacia adentro, poder respirar, reír y llorar y discrepar y dialogar sin que nadie te tache de hereje y quiera retirarte el carnet de católico y arrojarte a las “tinieblas exteriores”.

Gracias, Don Ricardo, por abrir una ventana a la esperanza.

 

 

Leer más ...

El obispo de Castellón denuncia 'mofas' y 'coacciones' a padres que piden clase de Religión

El obispo de Castellón denuncia 'mofas' y 'coacciones' a padres que piden clase de Religión

Los obispos y la clase de Religión

Tilda esta actitud de 'antidemocrática'

El obispo de Castellón denuncia 'mofas' y 'coacciones' a padres que piden clase de Religión

"Es un derecho que les asiste"

Redacción, 13 de abril de 2012 a las 17:08

El obispo de la Diócesis Segorbe-Castellón,Casimiro López Llorente, denuncia "mofas y coacciones" a los padres que eligen clase de Religión para sus hijos cada año.

En la hoja diocesana, el prelado recuerda "a los padres católicos que son ellos quienes han de pedir expresamente la inscripción de sus hijos a la asignatura de religión y moral católica". "Son ellos quienes han de hacerlo; es un derecho que les asiste", especifica.

Pero no sólo lo considera López Llorente un derecho de los padres católicos sino "es además es su responsabilidad". "Ellos son los primeros educadores de sus hijos, también de su formación cristiana y de su educación en la fe y desde la fe. A ello se comprometieron ante la Iglesia y ante sus hijos, cuando pidieron el bautismo para sus hijos", añade.

Para el prelado es cierto que los padres no tienen fácil ejercer este derecho que les asiste a la hora de inscribir a sus hijos a la clase de religión y atribuye tales impedimentos a los gobernantes. "La misma legislación ha venido poniendo trabas a la clase de religión al no equipararla al resto de las asignaturas fundamentales como está acordado con la Santa Sede, para concretar el Derecho Constitucional de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones religiosas".

Asegura, además, que "es clara la discriminación que sufren los alumnosque cursan esta asignatura cuando no existe una verdadera alternativa a la clase de religión para el resto de los alumnos; una discriminación que aumenta cuando la clase de Religión se pone al comienzo o al finaldel horario escolar".

Llega a expresar Casimiro López que según tiene constancia, en algún colegio público "se intenta disuadir a los padres que piden religión para sus hijos y existen profesores que se mofan de ellos porque cursan esta asignatura".

Ante esta situación, que López califica de "antidemocrática", afirma el obispo que sacerdotes, profesores de religión y profesores cristianos y catequistas "hemos de ayudar a los padres católicos para que valoren la clase de religión y no se dejen amedrentar por los intentos de que sus hijos no reciban formación religiosa en la escuela o por la facilidad de tener una asignatura menos". Considera que los niños deben recibir formación religiosa también en la escuela, como en la familia o en la parroquia, "sin limitaciones y sin coacciones de distinto tipo".

(Rd/Agencias)

Leer más ...

"Torres Queiruga ha ayudado a creer bien a muchos cristianos de hoy"

"Torres Queiruga ha ayudado a creer bien a muchos cristianos de hoy"

Queiruga y las portadas de algunos de sus libros

Un grupo de teólogos responde a la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe

"Torres Queiruga ha ayudado a creer bien a muchos cristianos de hoy"

"En la comunidad teológica impera la ley del miedo"

Redacción, 04 de abril de 2012 a las 12:31

Como compañeros y amigos de Andrés Torres Queiruga queremos hacer públicas las siguientes reflexiones:
1. En nuestra condición de católicos y miembros de la Iglesia agradecemos el trabajo intelectual  que Andrés Torres Queiruga ha venido realizando durante más de cuarenta años. El conjunto de su fecundopensamiento supone una cumbre histórica del servicio de la teologíaespañola a la verdad de la fe cristiana. Su empeño por pensar en diálogo con la cultura actual ha ayudado a creer bien a muchos cristianos de hoy («intellige, ut credas», "comprende para creer").

Y somos testigos de que, al mismo tiempo, su fe en el Dios Antimal ha exigido y estimulado su pensar teológico («crede, ut intelligas», "cree para entender"). Por todo ello nos parece muy grave que el texto de la Notificación no contenga ni una palabra de reconocimiento  de su entrega intelectual o de agradecimiento por el bien que ha hecho a la fe de los cristianos. Tenemos la certeza de que este modo de proceder nada tiene que ver con el de Jesús de Nazaret, fuente y centro neurálgico de la tradición de fe cristiana.

2. Sin renunciar a pronunciamientos posteriores y más extensos sobre la Noti-ficación, ahora hemos de señalar lo siguiente:

a. La teología que rezuma la Notificación difícilmente recibiría el aprobado en un examen de la mayoría de las Facultades teológicas del mundo. No hay más que visitar los tratados escritos por los profeso-res más relevantes de las mismas.
b. No es de recibo que el "Catecismo de la Iglesia Católica" sea uno de los referentes desde el que se evalúa y se juzga la consonancia de la teología de Andrés Torres Queiruga con la verdad de la fe. Las afirmaciones dogmáticas de la Iglesia son el referente de todo trabajo teológico y deben siempre mantenerse como tales. Pero sus manifestaciones catequéticas han ido variando y seguirán variando a lo largo de los tiempos. Es más que discutible que dicho Catecismo en todos sus apartados exprese en su integridad y con toda la necesaria riqueza la verdad de la fe. Además, utilizarlo como elemento dirimente para juzgar la obra científica de un teólogo reconocido, resulta similar a valorar las aportaciones de un investigador de primera fila a la luz de los manuales utilizados para la enseñanza de su materia en los cursos iniciales de graduación universitaria.
c. Como viene siendo habitual en los últimos tiempos, también en este caso el magisterio episcopal identifica su teología con la verdad de la fe. Es una práctica que denunciamos rotundamente porque tergiversa de manera grave el servicio al evangelio que corresponde legítimamente al ministerio episcopal.
d. Se acusa a Andrés Torres Queiruga de «reducir la fe cristiana a las categorías de la cultura dominante» y de «eliminar u oscurecer la novedad introducida por la Encarnación del Hijo de Dios». Quienes le imputan tan grave acusación lo hacen desde una fe expresada en las categorías propias de una cultura venerable, pero obsoleta. Al actuar de ese modo, ¿no serán ellos los que están reduciendo la fe a las categorías de esa cultura? Los "nuevos paradigmas" no los de-ciden los teólogos, sino las transformaciones culturales. Hablamos de "nuevo paradigma" teológico cuando la teología tiene que pensar la fe en un nuevo paradigma cultural. Es lo que con libertad supo hacer la Iglesia en su más antigua tradición para expresar salvíficamente la fe cristológica y trinitaria en el paradigma griego, bien diferente al semita. ¿Qué evaluación merecería la confesión de Calcedonia desde una concepción inmutable del paradigma del evangelio de Marcos? Esta inculturación de la fe es lo que ahora se impide hacer, porqueen la comunidad teológica impera la ley del miedo y muchos teólogos callan para no tener que arrostrar problemas que traigan consigo "efectos colaterales".

e. Es falso que, como afirma la Notificación, se haya "mantenido un diálogo extenso y detenido con el Autor". Un encuentro de un par de horas con algunos miembros de la Comisión firmante para señalar las cuestiones teológicas a debate, y ello cuarenta y ocho horas antes de firmarse la Notificación, está lejos de lo que debe ser un diálogo serio, profundo y sincero, y tiene toda la apariencia de buscar una coartada que no engaña a nadie.
f. Terminamos animando a Andrés Torres Queiruga a que prosiga con libertad y fortaleza su trabajo de reflexión y de investigación teológica para el mejor servicio a la Iglesia y el impulso a la credibilidad del anuncio evangélico ante los desafíos de la cultura actual.

4 de abril de 2012

Joaquín Perea, Josep Antoni Comes, Jesús Conill, Adela Cortina, Rafael Díaz-Salazar, Antonio Duato, Teresa Forcades, Carlos García de Andoin, Joaquín García Roca, Mª Dolors Oller, José Miguel Rodríguez, Demetrio Velasco, Javier Vitoria y José Antonio Zamora.

Leer más ...

A vueltas con la reforma

A vueltas con la reforma

A vueltas con la reforma

Antonio Algora, obispo de Ciudad Real

Diócesis de Ciudad Real

No me toca a mí juzgar de la conveniencia o no, en el aspecto técnico y jurídico, de una Ley en un momento determinado en el que la sociedad entera está amenazada por una Crisis global sin precedentes en la historia humana. Los ciudadanos de la calle no tenemos elementos de juicio suficientes para dar una opinión técnica en temas cada vez más complejos.

En estos momentos, nos hemos de fiar de las instituciones que deben entender de problemas de tan gran magnitud. Por esto, les debemos exigir a dichas instancias políticas, sindicales, empresariales, financieras y a los distintos colectivos de expertos que actúen con responsabilidad y, si siempre tenemos todos la obligación de construir el bien común, anteponiéndolo a intereses particulares, ahora más que nunca corresponde mayor obligación al que más puede.

Dicho esto, de lo que sí estamos en condiciones de juzgar es de la bondad o maldad de una Ley que rebaja claramente los derechos de los trabajadores respecto a situaciones anteriores, y lo peor es que llevamos muchos años ya de nuestra democracia donde siempre los perdedores en el concierto social, repito, siempre, son los mismos y siempre los más débiles.

Nadie habla de provisionalidad en las medidas que se están tomando, luego lo que se quiere hacer es establecer un “mercado de trabajo” en el que los empleadores hagan y deshagan a su antojo, olvidando que el “empleado” posible es, ante todo y sobre todo, “persona” a la que otros han dado la vida, la han educado, tiene necesidades básicas: familiares y sociales, no es una mera fuerza de trabajo que se admite o despide unilateralmente y durante un largo periodo de tiempo, pues, en un año de provisionalidad en el empleo (esto es lo que dice la Ley), puede ocurrir de todo, desde una gripe a un suceso familiar al que hay que atender antes que a cualquier otra urgencia de la vida de la empresa. Las personas no somos tan flexibles, tan elásticas, como nos quieren hacer creer.

¿De verdad no hay otras soluciones para crear puestos de trabajo? Parece mentira que a día de hoy tengamos que echar mano de usos del pasado que trajeron tanta injusticia y explotación a los trabajadores. Con estas medidas y sin meterme a profeta, se van a conseguir los mismos frutos de un pretendido bienestar, hasta es posible, pero no habremos avanzado nada en que el trabajador se sienta realizado con su trabajo y le sirva para llevar una vida estable y sin sobresaltos; que haga posible la familia, la educación de los hijos, el tejido social compacto y fuerte que hace personas y países fuertes para soportar las inclemencias de las coyunturas históricas.

Y, si no queda más remedio que aplicar hoy estas medidas, ¿no han de ser complementadas por otras en las que lo central sea la vida de las personas? ¡Tantos avances tecnológicos para esto! Da la impresión de que las sociedades desarrolladas van a ser las que más poder concentren en menos manos y esto no se corresponde con las aspiraciones de una sociedad democrática avanzada. Los jefes políticos europeos toman sus medidas por vía de urgencia sin apenas contar con los parlamentos respectivos; los poderes financieros se están concentrando en muy pocas manos. No sé si es muy descabellado pensar que, en el río revuelto de la Crisis, están pescando los más poderosos sin contar con la opinión de la sociedad.

Elevemos nuestras oraciones para que Dios nuestro Señor cuide de los más perjudicados de esta malísima situación que ya cuenta en nuestra España con más de once millones de pobres.

Vuestro obispo,
+ Antonio.

Leer más ...

El Supremo reconoce la experiencia como profesor de Religión

El Supremo reconoce la experiencia como profesor de Religión

Fachada del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía

Como baremo que aumente la puntuación para oposiciones

El Supremo reconoce la experiencia como profesor de Religión

A raíz del recurso interpuesto por una profesora al TSJ andaluz

Redacción, 26 de marzo de 2012 a las 17:19

El Tribunal Supremo ha reconocido el derecho de una profesora de Religión a que se le reconozca el tiempo prestado como docente en esta materia como mérito baremable en el procedimiento selectivo para el ingreso en el Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, admite el recurso de casación interpuesto por una profesora de religión y moral católica del IES Puerta de Andalucía de Santa Olalla del Cala (Huelva) contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que desestimaba el recurso de ésta contra la Orden de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que denegaba el reconocimiento.

La recurrente consideraba que a tenor de lo dispuesto en la Orden de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía de 25 de Febrero del 2008 por el que se convocaban las oposiciones, se debía aumentar la puntuación obtenida en la fase de concurso de la prueba de acceso en 3,0095 puntos, lo que le hubiera valido obtener una plaza de funcionario en prácticas.

El TSJA desestimó su recurso conforme a lo alegado por el Letrado de la Junta de Andalucía, por entender que concurría la excepción de acto firme y consentido, al entender que las alegaciones contra la orden se había presentado en plazo no correspondiente.

Sin embargo, la recurrente expone que lo hizo "cumpliendo con las bases de la convocatoria" ya que, en su condición de profesora de religión no forma parte del personal docente interino, sino que la relación que le une con la Administración es de carácter laboral, por tanto no le afectan las resoluciones de la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Educación, por las que se publican los listados de experiencia docente previa del personal interino a efectos del proceso selectivo, en las que el TSJA basa la inadmisión del recurso. (RD/EFE)

Leer más ...

Declaración de la Asociación de teólogos y teólogas Juan XXIII

Declaración de la Asociación de teólogos y teólogas Juan XXIII

Declaración de la Asociación de teólogos y teólogas Juan XXIII

La Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII no quiere permanecer impasible ante la crisis económica y la reforma laboral que está golpeando a los sectores más vulnerables de la sociedad, sino que desea ser sensible y solidaria con ellos. Por ello quiere tomar postura en torno a la situación a través de la siguiente declaración.

1. Creemos que la actual crisis económica ha servido para que los poderes financieros y empresariales se hayan enriquecido con los bienes naturales, los bienes públicos y los bienes de los ciudadanos, para explotar a los trabajadores, especialmente a las mujeres, inventarse burbujas inmobiliarias y ganar dinero especulando con el agua y los alimentos, hasta generar una grave crisis alimentaria.

2. Compartimos los planteamientos del documento de la JOC y la HOAC, donde se afirma que la reforma laboral constituye otra agresión más al trabajo humano, rompe el frágil equilibro conquistado históricamente entre capital y trabajo, se aleja del principio defendido por la Iglesia de la prioridad del trabajo frente al capital, representa un nuevo golpe al derecho laboral, quiebra el derecho constitucional a la negociación colectiva y a la capacidad organizativa de los trabajadores y las trabajadoras, facilita y abarata la expulsión del mercado de trabajo y dificulta, cuando no impide o precariza, el empleo juvenil. Compartimos igualmente su llamada a participar en cuantas movilizaciones sociales y sindicales vayan orientadas a frenar dicha reforma y sus funestas consecuencias.

3. Valoramos positivamente los pronunciamientos y los gestos individuales de solidaridad por parte de algunos eclesiásticos, que revelan sensibilidad humana y cristiana hacia los más desfavorecidos.

4. Consideramos, sin embargo, que la Iglesia católica como institución y la jerarquía en su conjunto se han mostrado insensibles hacia la crisis y la reforma laboral, no han levantado la voz profética para denunciar a los verdaderos responsables, ni han mostrado la necesaria solidaridad con quienes más las están sufriendo.

5. Observamos con tristeza y dolor que, mientras se reducen los salarios, se cierran hospitales, centros de salud, centros de acogida de mujeres, niños y niñas maltratadas y víctimas de violencia, se rebaja la inversión pública, se recortan los presupuestos generales del Estado, se reduce el personal docente de los centros públicos de enseñanza, la institución eclesiástica no solo no ha renunciado a ninguno de sus privilegios, sino que ha visto incrementados los ingresos provenientes del Estado. Más aún, parece vivir en un paraíso fiscal con todo tipo de exenciones y privilegios: fiscales, educativos, económicos, sociales, culturales, simbólicos, incluso militares. Tal actitud es contraria al principio evangélico: “No se puede servir a dos señores: a Dios y al Dinero”.

6. Los responsables eclesiásticos se niegan a pagar el IBI por su ingente patrimonio, situándose así al borde de la ilegalidad, si no instalados en ella, sin que los poderes públicos les exijan dicho pago, como lo hacen a otras organizaciones sin ánimo de lucro. Dicho pago supondría el ingreso de varios millones de euros en las arcas públicas, que podrían destinarse a poner remedio a las carencias sociales, sociales, urbanísticas, sanitarias, culturales, etc. en las zonas marginadas de la sociedad y a la mejora de la calidad de los servicios públicos.

7. Muestra de la insensibilidad ante la crisis y la reforma laboral es la desautorización de algunos obispos del documento antes citado de la HOAC y la JOC, dos movimientos apostólicos de la Acción Católica comprometidos desde hace más de medio siglo en la defensa de los derechos de la clase trabajadora Con dicha descalificación no sólo se da la espalda al Evangelio y a los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, sino que se impide que otras organizaciones católicas ejerzan la denuncia profética.

8. Con este modo de proceder, creemos, un sector importante de la jerarquía eclesiástica demuestra sus buenas relaciones con el mercado, se pone del lado del Gobierno del Partido Popular y de la patronal. y en contra de la clase trabajadora y de las movilizaciones de ésta. De esa forma, la Iglesia se desacredita.

9. Para evitar ese descrédito y conseguir credibilidad entre la ciudadanía creemos que la Iglesia católica debe: a) autofinanciarse conforme al compromiso adquirido en el Acuerdo Económico de 1979; b) renunciar a cuantos privilegios disfruta en beneficio de los sectores marginados de la sociedad; c) pagar sus impuestos como cualquier otra institución; d) hacer públicas sus cuentas, dando testimonio de transparencia; e) poner su patrimonio y sus bienes al servicio de quienes se ven privados de sus derechos más elementales: cinco millones y medio de desempleados, hogares con todos sus activos en paro, familias desahuciadas, trabajadores y trabajadoras pobres, inmigrantes, mujeres maltratadas, jóvenes desempleados, personas sin hogar, etc.

10. Lejos de presentarnos como ejemplo, asumimos la responsabilidad no pequeña que nos corresponde por la incoherencia en nuestro estilo de vida y nos comprometemos a trabajar por un nuevo orden político, económico y social basado en la fraternidad-sororidad, y no en el lucro. A dicho compromiso nos impulsan la opción evangélica por los empobrecidos y la ética de la solidaridad.

19 de marzo de 2012

Leer más ...

Nuevos requisitos para obtener la DECA

Nuevos requisitos para obtener la DECA

Clase de religión

Profesores de Religión Católica

Nuevos requisitos para obtener la DECA

La normativa se ajusta al espacio Bolonia

Religión Digital
Redacción, 06 de marzo de 2012 a las 11:15
Los títulos superiores eclesiásticos han sido equiparados a los títulos civiles correspondientes.

Los títulos superiores eclesiásticos han sido equiparados a los títulos civiles correspondientes por el Real Decreto 1619/2011 del 14 noviembre (B.O.E. 276. 16-11-2011). En consecuencia, es necesario adaptar los Requisitos básicos para la obtención de la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica, a las nuevas titulaciones vigentes en España: Graduado, Máster y Doctor.

La Santa Sede ha mantenido los títulos de Bacalaureatus en Ciencias Religiosas, Licenciatus, y Doctor. El título de Bacalaureatus en Ciencias religiosas se adquiere en tres cursos (180 créditos ECTS)

El R.D. 1619/2011 homologa los títulos superiores eclesiásticos a Graduados con un mínimo de 240 créditos ECTS. No obstante, los Licenciados o Graduados civiles, cuya titulación les faculta para enseñar en la ESO, podrán acceder a la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica con el título de Bacalaureatus en Ciencias Religiosas de tres años, por ser la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica una titulación que regula la Conferencia Episcopal Española.

I.- Requisitos para la docencia en Educación Infantil y Educación Primaria

Se especifican las siguientes modalidades, según la titulación básica de los candidatos, por las cuales se podrá acceder a la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica:

A. ESTUDIOS TEOLÓGICOS

a) Graduados en Estudios eclesiásticos

b) Graduados en Ciencias Religiosas.

Nota: En todos estos casos, si no se ha cursado en su correspondiente plan de estudios, se deberá cursar las materias de Fe-cultura y Didáctica de la religión católica.


B. MAGISTERIO

a) Graduados en Educación Infantil y Primaria, así como los títulos equivalentes en Grado, (Art. 93 de la LOE)

Estas titulaciones de Grado que dan acceso a la enseñanza en Educación Infantil y Primaria deberán cursar24 créditos ECTS conforme a los programas establecidos por la Conferencia Episcopal Española.

II.- Requisitos para la docencia en Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional de Grado Medio

Se especifican las siguientes modalidades según la titulación básica de los candidatos, por las cuales se podrá acceder a la docencia en el Área de Religión y Moral Católica en estas etapas:

a) Graduados en Teología y Graduados en Ciencias Religiosas.

b) Graduados civiles con Bacalaureatus en Ciencias Religiosas (tres cursos)

En todos estos casos habrán de hacer un curso de Capacitación didáctica de la Religión, si no lo hubieran realizado en su plan de estudios, de un año de duración (18 créditos ECTS).

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

1. Los profesores en ejercicio podrán continuar, sin perjuicio de las exigencias que se establezcan en cuanto a la actualización y perfeccionamiento.

2. La presente normativa entrará en vigor en el curso académico 2012-13.

3. La incorporación al nuevo plan de los alumnos que ya han comenzado sus estudios se hará sin perjuicio de los ya realizados y de los niveles de docencia para los que éstos capacitan.

Leer más ...

 
Somos represemtamtes de mas de 3000 profesionales, ¿Te interesa? Contáctanos