“Las palabras de Camino son una difamación” DESTACADO destacado

J. A. Fernández se defiende de las acusaciones del portavoz episcopal

“Las palabras de Camino son una difamación”

El profesor de Religión despedido reitera que “jamás enseñé nada contra la doctrina de la Iglesia”

Redacción, 29 de noviembre de 2011 a las 11:16

(José Antonio Fernández).- En relación a la información publicada en la prensa el pasado sábado recogiendo las declaraciones de Martinez Camino, portavoz de la Conferencia Episcopal, contra el que suscribe, profesor de Religión despedido y cura casado con juicio permanente ante el Tribunal de Estrasburgo, en mi propio nombre, deseo puntualizar:

1.- Que consta probado en el procedimiento judicial que mi conducta como profesor de Religión fue ejemplar, y jamás enseñé nada contra la doctrina de la Iglesia católica. Por lo tanto, la información dada por Martínez Camino contra mí, es una difamación. Dejar el sacerdocio en 1984 no es ningún ataque a la doctrina de la Iglesia, sino un derecho personal que al igual que yo han ejercido miles de sacerdotes en España.

2.- El obispo de Cartagena nunca despidió a J. A. Fernández por haber incumplido ningún deber como profesor, ni por enseñar nada contra la Iglesia, sino por hacer pública mi situación de cura casado, algo que era sabido desde el comienzo en 1991 por el propio obispo, por los alumnos, los padres de los alumnos y demás profesores.

3.- Martínez Camino, en nombre de la CEE, intenta tergiversar los datos de mi despido, presentando el caso ante la opinión púbica como si fuera otro distinto. Esa sucia táctica ha sido también usada por el abogado del Estado ante Estrasburgo, Fernando Izurzun Montoro, y por ello ha sido denunciado públicamente en la vista del 22 de noviembre por mi abogado, que señaló al abogado del Estado como autor de mentiras y tergiversación, que intentaba engañar al Tribunal Europeo, faltando a las reglas de procedimiento, que impiden inventarse causas de despido no aducidas en su momento por la empleadora, que era la Iglesia. El vídeo de la vista atestigua esta denuncia.

4.- Que es falso que todos los tribunales españoles hayan fallado a favor del Obispado, ya que el juzgado de lo Social 3 de Murcia, estimó mi demanda por despido. Y en el tribunal Constitucional el obispado ganó por cuatro votos contra dos discrepantes, favorables a estimar el amparo al mismo tiempo que el Ministerio Fiscal admitió mi amparo.