Libros

Secciones


El Psicólogo de Nazaret -Novela

El Psicólogo de Nazaret -Novela

Dicen que las cosas buenas hay que compartirlas, por ello con gran entusiasmo 
nos gustaría presentarte un libro muy especial titulado "El psicólogo de Nazaret" 
(<         http://www.elpsicologodenazaret.com/> ) de Antonio Gargallo Gil y publicada por la editorial Didacbook 
(<        http://www.didacbook.com/> ). 

Es una novela para chicos de Secundaria y Bachillerato y adultos (los propios 
padres), que está haciendo un gran bien, por ello te escribo para que al 
menos puedas conocerla y, si es de tu interés, que sepas que puedes conseguirla 
llamándo al tfno: 606 124 000.

 Te dejo con el book trailer y ojalá la puedas disfrutar tanto como nosotros mismos lo hemos hecho: http://vimeo.com/60994291 

Leer más ...

&quot;Resistencia, profecía y utopía en la Iglesia hoy&quot; (RD-Herder)

"Resistencia, profecía y utopía en la Iglesia hoy" (RD-Herder)

Presentación del libro de Nicolás Castellanos

Éxito de la presentación de "Resistencia, profecía y utopía en la Iglesia hoy" (RD-Herder)

Nicolás Castellanos: "Hay que vivir en la Iglesia con libertad, con alegría, con profecía"

Bono: "No estamos solos y queremos seguir perteneciendo a esta Iglesia, que no da lecciones sino testimonio"

Jesús Bastante, 20 de noviembre de 2012 a las 00:02

(Jesús Bastante).- "Hay que vivir en la Iglesia con libertad, con alegría, con profecía". Nicolás Castellanos, el obispo que renunció a su palacio en Palencia para ir a trabajar con los más pobres de entre los pobres de Bolivia, recibió ayer un merecido homenaje durante la presentación de "Resistencia, Profecía y Utopía en la Iglesia hoy", el libro que ha publicado en la colección RD en Herder y que esta noche fue presentado en el ICAI de Madrid.

Con la asistencia de 150 personas y una mesa de lujos, con el ex presidente del Congreso, José Bono; el vicepresidente del Senado, Juan José Lucas; el presidente de Mensajeros de la Paz, Ángel García; el director de Religión Digital, José Manuel Vidal; y el editor de Herder, Raimund Herder. Y una sensación de Iglesia viva y comprometida, indignada y creativa, con ganas de seguir luchando por un mundo y una Iglesia mejores.

"Una Iglesia que sea más hogar que cárcel, que sea más tienda de campaña que torreón defensivo. Creo en una Iglesia que se aleje del poder, del tener y del saber como armas de opresión, y que en actitud de despojo comparta con los más pores, al estilo de Jesús, lo que tiene y lo que sabe", manifestó Castellanos, quien reivindicó la necesidad de "recuperar el espíritu, la letra, la mística del Concilio Vaticano II".

Nicolás aseguró haber escrito este libro pretendiendo alentar tres grandes actitudes: "resistencia, sin claudicaciones, sin amarguras, sin miedo a todo aquello que se opone al Reino y la Iglesia como signo y sacramento del Reino; profecía en el anuncio, denuncia en consolación y en ejercicio multiplicado de misericordia, compasión y solidaridad; utopía, la Iglesia como espacio del sueño del Dios de Jesús".

Una Iglesia crítica consigo misma, como dijera antes de morir el cardenal Martini, sin miedo y con coraje, abierta a los interrogantes y a una "Iglesia siempre reformada", movida por "la pasión por Jesús, por la Iglesia y por la justicia social y la opción por los pobres".

"Nos convendría ser de los de Nicolás", argumentó José Bono, quien afirmó que Castellanos "es un punto de referencia", y su libro "una denuncia". "Pertenezco a la Iglesia porque hay gente como tú", apuntó el ex presidente del Congreso, quien agradeció al autor que fuera "testimonio para los que estamos entristecidos. No estamos solos y queremos seguir perteneciendo a esta Iglesia, que no da lecciones sino testimonio".

Por su parte, el vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, recordó cómo la tarea de hombres como Nicolás Castellanos "está transformando la realidad" frente al ejemplo de otras entidades, incluida la propia jerarquía eclesiástica, donde "no siempre detectamos que la humildad sea una de sus grandes virtudes".

Otro de los presentadores fue un gran amigo de Castellanos, el padre Ángel. El fundador de Mensajeros de la Paz declaró que "soy de los tuyos, y también soy de los otros, de los de Bono y de los de Lucas, y creo en la iglesia aunque a veces sea incómodo o me sienta incómodo". "Amo a la Iglesia de Nicolás, a la que representas, a la Iglesia de Vicente Ferrer, la de Pedro Casaldáliga (autor del prólogo del libro. El epílogo, de González Faus), la de Yunus o la del doctor de la lepra Joaquín Sanz", añadió el sacerdote, quien recordó sus visitas a la "catedral" de Castellanos en Bolivia.

Por su parte, el director de Religión Digital, José Manuel Vidal, apuntó que el libro de Castellanos "no sólo es el libro de un obispo (que también), sino el de un profeta. De los que predican con el ejemplo. De los buenos samaritanos, que nunca condenan y bendicen siempre. De los que cumplen la doble función profética de anunciar y denunciar. Y, a la hora de denunciar, dejan palacios y mitras y se van al altiplano boliviano".

Sobre el libro, Vidal destacó que "es más que un 'Indignaos' eclesial. Es un libro para espolearnos a salir de la indiferencia; para ayudarnos a dejar ya el camino de la mística de la resistencia pasiva; para pasar a la resistencia activa y, desde ella, luchar por la utopía del Reino que exige una Iglesia mejor, con menos poder y más entrañas de misericordia".

Finalmente, Raimund Herder apuntó la oportunidad de la presentación de la colección RD-Herder, que aglutina el libro de Castellanos, el de Juan Masiá y el "Ciclo C" de José Luis Cortés, que acaba de salir a la venta. "Es un gran honor tenerlo en el catálogo de Herder, en un momento en que se muestra en la Iglesia una cierta tendencia a lo que los ingleses llaman la espléndida desolación". Una desolación que no se percibió en los rostros de los asistentes, una panoplia de lo que es -o debería ser- la Iglesia de Jesús: jóvenes, ancianos, mujeres, sacerdotes, políticos... y hasta un obispo. Creando, y creyendo, para resistir, y para ser creativos por el Reino.

Leer más ...

El Pueblo de Dios. Josè Comblin (en castellano)

El Pueblo de Dios. Josè Comblin (en castellano)

El Pueblo de Dios. Josè Comblin (en castellano)

Apreciado amigo/a y hno/a:
Te enviamos primicia, un regalo que hemos encontrado en enlace que adjuntamos y es el libro completo en castellano, "El Pueblo de Dios", de teòlogo de la teologìa de la liberaciòn Pbro. Josè Comblin.
Para acceder al enlace que viene a continuaciòn debes pinchar y esperar 60 segundos, luego pinchar lado izquierdo ESPERAR, y en seguida pinchas en FLECHA color verde DESCARGAR. Obteniendo asì tan extraordinario texto en que aspiramos a que aproveches su lectura y contribuyas a su difusiòn en beneficio de tod@s.
Fraternalmente,
Tambièn Somos Iglesia - Chile
Movimiento Teologìa para la Liberaciòn - Chile
Tres citas claves del libro El Pueblo de Dios
 
 
1.- Los puritanos consiguieron conquistar el poder en Inglaterra -- fue  la Revolución de los santos en Inglaterra.  Esta Revolución que duró  de 1640 a 1660, fue la primera gran manifestación del concepto de  pueblo en la historia de Europa.  Durante  20 años los puritanos  gobernaron  a Inglaterra en nombre  del pueblo.   Rechazaron la monarquía de  derecho divino y la Iglesia anglicana jerárquica  unida  al rey.  El gran líder puritanoBaillie decía: “El pueblo y el país deben limpiarse para ser un pueblo elegido de puros, digno de su gran misión;  deben crear un  nuevo cielo y una nueva  tierra.  La fe religiosa se torna política: el reino de Dios se convierte en una realidad total sobre la tierra.   Al servicio de Dios, los  hombres crean una nueva sociedad y  cambian radicalmente las  relaciones sociales;  construyen una ‘comunidad de santos’, una  democracia inspirada.  En la comunidad, en la asamblea del pueblo habla el Espíritu Santo por la boca de los nuevos conductores del pueblo y de los que están poseídos por el espíritu de la totalidad” (páginas 45-46)
  
2.- Se atribuye  a la influencia de san Vicente el famoso discurso  de Bossuet sobre la eminente dignidad de los pobres. Vale la pena  recordar las palabras de Bossuet, porque muestran que, en pleno triunfo del absolutismo monárquico, y en pleno triunfo de la  contra-reforma católica, no se perdió la conciencia de la realidad de la verdadera Iglesia: “Construir una ciudad que fuese verdaderamente la ciudad  de los pobres sólo podía ser cosa de nuestro  Salvador y de la política del  cielo.   Esta ciudad es la santa Iglesia. Y si ustedes me preguntan por qué la llamo la ciudad de los pobres,  diré la razón por medio de la siguiente proposición:   La Iglesia,  en su plano original, fue construida solamente para los pobres, y  ellos son los verdaderos ciudadanos de esta feliz ciudad que la Escritura llama Ciudad de Dios.   Aunque esta doctrina les parezca extraña, no deja por esto de ser verdadera”… “En su fundación, la Iglesia de Jesucristo era una asamblea de pobres, y  si los ricos eran recibidos en ella,  se despojaban  de sus bienes al  entrar y los colocaban a los pies de los apóstoles, para  entrar en la ciudad de los pobres (que es la Iglesia) con el  sello de la pobreza” (página 157)
 
3.- En su Catecismo socialista Luis Blanc comienza con esta pregunta: “¿Qué es el socialismo?” Y responde: “Es el evangelio en acción” (página168)
 

Leer más ...

LA BIBLIOTECA DIGITAL MUNDIAL

LA BIBLIOTECA DIGITAL MUNDIAL

Sé  que  los  vais  a  disfrutar,  como  yo  lo  estoy  haciendo.

REGALO DE LA UNESCO ¡¡¡ Guarda este correo... Vale la pena !!!
 
LA NOTICIA DEL LANZAMIENTO EN INTERNET DE LA WDL ,
LA BIBLIOTECA DIGITAL MUNDIAL.
 

Biblioteca Digital Mundial

¡QUÉ REGALAZO DE LA UNESCO PARA LA HUMANIDAD ENTERA! 
 
Ya está disponible en Internet, a través del sitio www.wdl.org
Es una noticia QUE NO SÓLO VALE LA PENA REENVIAR , SINO QUE ¡¡¡ ES UN DEBER ÉTICO HACERLO!!!
Reúne mapas, textos, fotos, grabaciones y películas de todos los tiempos y explica en siete idiomas las joyas y reliquias culturales de todas las bibliotecas del planeta. Tiene, sobre todo, carácter patrimonial, anticipó ayer a LA NACIÓN Abdelaziz   Abid, coordinador del proyecto impulsado por la Unesco y otras 32 instituciones. La BDM no ofrecerá documentos corrientes, sino "con valor de patrimonio, que permitirán apreciar y conocer mejor las culturas del mundo en idiomas diferentes: árabe, chino, inglés, francés, ruso, español y portugués. Pero hay documentos en línea en más de 50 idiomas".
"Entre los documentos más antiguos hay algunos códices precolombinos, gracias a la contribución de México, y los primeros mapas de América, dibujados por Diego Gutiérrez para el rey de España en 1562", explicaba Abid. Los tesoros incluyen el Hyakumanto darani, un documento en japonés publicado en el año 764 y considerado el primer texto impreso de la historia;  trabajos de científicos árabes que desvelan el misterio del álgebra; huesos utilizados como oráculos y estelas chinas; la Biblia de Gutenberg; antiguas fotos latinoamericanas de la Biblioteca Nacional de Brasil. Es fácil de navegar.
Cada joya de la cultura universal aparece acompañada de una breve explicación de su contenido y su significado. Los documentos fueron escaneados e incorporados en su idioma original, pero las explicaciones aparecen en siete lenguas, entre ellas, EL ESPAÑOL.
La biblioteca comienza con unos 1.200 documentos, pero ha sido pensada  para recibir un número ilimitado de textos, grabados, mapas, fotografías e ilustraciones.  
¿Cómo se accede al sitio global?  
Aunque será presentado oficialmente hoy en la sede de  la Unesco , en París, la Biblioteca Digital Mundial ya está disponible en Internet, a través del sitio www.wdl.org. El acceso es gratuito y los usuarios pueden ingresar directamente por la Web , sin necesidad de registrarse. Permite al internauta orientar su búsqueda por épocas, zonas geográficas, tipo de documento e institución
El sistema propone las explicaciones en siete idiomas (árabe, chino, inglés, francés, ruso, español y portugués). Los documentos, por su parte, han sido escaneados en su lengua original. Con un simple clic, se pueden pasar las páginas de un libro, acercar o alejar los textos y moverlos en todos los sentidos. La excelente definición de las imágenes permite una lectura cómoda y minuciosa. 
Entre las joyas que contiene por el momento  la BDM   está  la Declaración   de Independencia de Estados Unidos, así como las Constituciones de numerosos países; un texto japonés del siglo XVI considerado la  primera impresión de la historia; el diario de un estudioso veneciano que acompañó a Hernando de Magallanes en su viaje alrededor del mundo; el original de las "Fabulas" de Lafontaine, el primer libro publicado en Filipinas en español y tagalog, la Biblia de Gutemberg, y unas pinturas rupestres africanas que datan de 8000 A .C. 
Dos regiones del mundo están particularmente bien representadas: América Latina y Medio Oriente. Eso se debe a la activa participación de la Biblioteca Nacional de Brasil, la biblioteca Alejandrina de Egipto y la Universidad Rey Abdulá de Arabia Saudita. 
La estructura de  la BDM fue calcada del proyecto de digitalización de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, que comenzó en 1991 y actualmente contiene 11 millones de documentos en línea. Sus responsables afirman que la BDM está sobre todo destinada a  investigadores, maestros y alumnos. Pero la importancia que reviste ese sitio va mucho más allá de la incitación al estudio a las nuevas generaciones que viven en un mundo audiovisual. Este proyecto tampoco es un simple compendio de historia en línea: es la posibilidad de acceder, íntimamente y sin límite de tiempo, al ejemplar invalorable, inabordable, único, que cada cual alguna vez soñó conocer.
 
ESTAS SON LAS COSAS QUE VALEN LA PENA DIVULGAR.
  
 
¡¡¡¡¡ PURA VIDA !!!
 

Leer más ...

Asuntos Religiosos -  (PPC), de Jordi López Camps

Asuntos Religiosos - (PPC), de Jordi López Camps

José Bono, junto a Jorge Fernández Díaz, José María Contreras y Jordi López Camps

El Presidente del Congreso presentó “Asuntos Religiosos” (PPC), de Jordi López Camps

Bono: "Algunos jerarcas nos preferirían ateos a heterodoxos"

Jorge Fernández Díaz (PP) acusa al Gobierno de “ser sumamente agresivo” con la Iglesia católica

Jesús Bastante, 26 de mayo de 2010 a las 20:32

(Jesús Bastante).-"Me da gran tristeza observar en algunos dirigentes de la Iglesia a la que pertenezco que hubiera más cercanía con cristianos de una determinada ideología. Algunos jerarcas nos preferirían ateos a heterodoxos. Yo, que soy autónomo en mi partido, tampoco estoy excesivamente preocupado por el dogma. Me preocupa más la fe que el dogma". Palabra de José Bono, presidente del Congreso.

Bono hizo estas declaraciones durante la presentación de "Asuntos Religiosos" (PPC), un interesante informe escrito por Jordi López Camps. Un documento que intenta seguir tendiendo puentes entre Iglesia y sociedad, entre creencias y no creencias, entre valores religiosos y convivencia. Un libro cuyo prólogo ha sido escrito por el presidente del Congreso, y que "ha gustado a muchos obispos", según reveló el propio autor.

"Yo llegué a la política por la religión, y a lo mejor tengo que pedir perdón a alguien por ello", arrancó Bono, quien recordó su pasado como estudiante y su compromiso político, ligado a su fe. "Lo que más nos estructuraba era la religión". "Desde el sentimiento religioso llegué al socialismo", confesó el presidente del Congreso.

"Cuando afirmo mi fe, a veces sorprende, como si fuera una extravagancia", se lamentó Bono. "Si no se pudiera ser cristiano y socialista, como dijo un ilustre prelado, habría que cerrar la mitad de las iglesias y la mitad de agrupaciones del partido". Sí criticó lo "llamativo" de que algunos se arroguen la exclusiva de la catolicidad.

Español, socialista, cristiano... "y autónomo. Yo nunca pido permiso para decir lo que digo", añadió. "Algunos no comprenden que se pueda ser cristiano y socialista, autónomo, leal y disciplinado...".

El presidente del Congreso alabó "Asuntos Religiosos", porque propone "un laicismo a la altura de los tiempos", tal y como lo defendieron Ortega... y Benedicto XVI. Bono defendió la "insoslayable voluntad pública" del sentimiento religioso, que "han movido muchas voluntades a lo largo de la historia. Hoy no se podrían entender plantemientos solidarios, profundos y entregados, si no fuera por planteamientos en muchos casos religiosos".

Sin embargo, Bono reconoció que la historia de España no siempre ha entendido bien esa presencia pública de la Iglesia... ni siquiera la propia Iglesia. "De algún modo, no hemos avanzado en todos los ámbitos en ese sano laicismo que establece hasta el Papa Ratzinger".

En su prólogo, Bono señala que la obra de López Camps "no dogmatiza", sino que es capaz de razonar, analizar y llevar a cabo "propuestas sugestivas para integrar la diversidad del hecho religioso, que es una realidad innegable en las sociedades contemporáneas, en el marco de una política democrática y abierta".

Frente a una neutralidad pasiva, el presidente del Congreso defendió "una neutralidad activa capaz de traducir políticamente lo positivo de los valores religiosos para el beneficio de la totalidad de los ciudadanos, sean creyentes o no". En este punto, Bono criticó la "pretensión de algunos de borrar toda huella de lo religioso en la vida pública o, más concretamente, de lo católico en la historia de España", subrayando que "los fundamentalismos no son buenos para nada y, si no lo son los religiosos, tampoco lo son los laicistas".

Por su parte, el autor, Jordi López Camps, se definió como "cristiano católico, que reza en catalán", y agradeció a José Montilla y al abad de Montserrat la posibilidad de escribir este libro. "Un libro que pretende ser una evocación al encuentro entre creyentes y laicistas".

"La religión se estructura en el ámbito público, no en el privado", subrayó López Camps, quien incidió en que el hecho religiosa ocupa un lugar "propio e importante" en la sociedad. Laicidad, laicismo y secularización debe ser utilizados con "mayor rigor intelectual", para no buscar oposiciones entre laicidad y religión. López Camps llamó a una laicidad positiva, que garantice la igualdad de creencias y religiones, y justificó la necesidad de "ofrecer al Gobierno un marco conceptual de referencia y una política pública que sirva de cauce para su progreso, además del simple amparo del ejercicio de un derecho constitucional".

"Es necesaria una política pública sobre el hecho religioso", concluyó el autor de "Asuntos Religiosos".

"¿Cuál es el espacio de las religiones en una sociedad secularizada y un Estado no confesional?", se preguntó el director general de Relaciones con las Confesiones, José María Contreras. En un momento en que las espadas están en alto respecto a la reforma de la Ley de Libertad Religiosa, Contreras reivindicó la actualidad del libro. "Las creencias no se quedan en casa, sino que irrumpen en la plaza pública. En nuestra sociedad debemos enfocar el hecho religioso desde la perspectiva de establecer el hecho religioso como un elemento que sirva al interés general y la cohesión social, buscando que podamos todos convivir en una misma sociedad", añadió.

"Nos estamos jugando la cohesión social", incidió Contreras, quien puso especial énfasis en los lugares de culto, los símbolos religiosos y los ministros de culto. También en la responsabilidad de las distintas administraciones (Estado, Autonomías y Ayuntamientos), para erradicar la idea de que "religión y laicidad son elementos antagónicos". En este sentido, Contreras alabó "Asuntos Religiosos", pues tiende puentes entre religiosos y laicistas, "para crear una sociedad en la que todos convivamos agusto". Finalmente, el responsable estatal pidió a las autoridades políticas que el tema religioso no fuera elemento de enfrentamiento o de conflicto, sino que "nos sirva para profundizar en la libertad de los ciudadanos, como elemento de convivencia".

Por su parte, el vicepresidente del Congreso, Jorge Fernández Díaz, señaló que el de López Camps "es un libro que está bien escrito, y hecho desde la rectitud de intenciones y la buena voluntad". Dirigiéndose a Bono, el diputado popular señaló que "si él fuera presidente del Gobierno, nos entenderíamos con mucha facilidad". Negó que existiera un conflicto religioso en España, pero sí que "tenemos que trabajar para prevenir brotes de racismo, xenofobia o fanatismos religiosos". "Con buena voluntad por parte de todos, se puede y se debe encauzar cualquier cosa", añadió, refiriéndose al tema del burka o el velo islámico. "Yo, que creo que el derecho a la libertad religiosa es fundamental, creo que el velo forma parte de ese derecho. Y estoy a favor del uso del velo, no del burka".

López Díaz negó, en la práctica, la existencia del pluralismo religioso teniendo en cuenta los datos, donde sólo un 2% se declaran creyentes de religiones distintas a la católica. "Hay una percepción actual de que este Gobierno está siendo sumamente agresivo con la confesión mayoritaria en España. Yo participo de esa opinión", apuntó el diputado popular, quien criticó la nueva Ley de Libertad Religiosa, que servirá para "avanzar en un proyecto de laicismo".

"No hay demanda social ni política. ¿Quién quiere la reforma de la Libertad Religiosa? La quiere el Gobierno", denunció Jorge López Díaz. "La Ley de Libertad Religiosa va a crear problemas de convivencia en España", añadió. El diputado popular concluyó esperando que este debate contribuya a avanzar en las relaciones fe-razón, religión y sociedad. "No sólo es posible compartir fe y razón, ciencia y religión, sino que es absolutamente indisociable".

Leer más ...

&quot;Fanáticos los hay en todas las religiones&quot; Hans Küng

"Fanáticos los hay en todas las religiones" Hans Küng

LIBRO / Hans Küng Teólogo e historiador de las religiones

"Fanáticos los hay en todas las religiones"


Domingo, 25 de junio 2006

El teólogo Hans Küng (Sursee, Suiza, 1928), uno de los grandes pensadores contemporáneos, presenta esta semana en España la tercera parte de su biografía sobre las religiones abrahámicas. Se titula El islam. Historia, presente, futuro. Con este volumen de 850 páginas, editado por Trotta, el pensador suizo, colega y amigo durante años del papa Ratzinger en la universidad alemana de Tubinga, concluye su imponente proyecto sobre La situación religiosa de nuestra época. Lo entrevista Juan G. Bedoya en El Pais.

Pese a haber convivido con el islam durante nueve siglos, España no escapa a los prejuicios y falsedades que ahogan hoy la incultura occidental, hasta prevalecer en el imaginario popular la terrible idea de que la religión del profeta Mahoma -1.200 millones de seguidores en todos los continentes, ¡y con tendencia al alza!- es el enemigo del momento. Choque de civilizaciones, guerra de religiones... Hans Küng, uno de los grandes pensadores contemporáneos, esgrime tres conceptos para espantar esos fantasmas, tan interesada y fructíferamente esgrimidos por el imperio dominante.


Primero, el conocimiento: "Sería equivocado desacreditar el islam calificándolo de religión de espada y fuego, y no ver su sustancia religiosa, una gran religión ética". Segundo, la comparación: "En el islam, religión de paz, hay fanáticos, pero también los hay en el judaísmo y en el cristianismo, por todas partes...". Hans Küng reitera sus famosas tres frases programáticas, que abrieron también la biografía de las otras dos religiones abrahámicas: "No habrá paz entre las naciones sin paz entre las religiones. No habrá paz entre las religiones sin diálogo entre las religiones. No habrá diálogo entre las religiones si no se investigan los fundamentos de las religiones".


Pregunta. Concluye usted la historia de 14 siglos de islamismo, y antes hizo la historia de 30 siglos de judaísmo y de 20 siglos de cristianismo. ¿Se atreve a dar consejos a estas tres religiones?


Respuesta. Mi trilogía muestra que las tres han atravesado por cambios trascendentales, que han desarrollado distintos paradigmas o constelaciones. El verdadero problema estriba hoy en su relación conflictiva con su paradigma medieval, que sigue existiendo paralelamente al de la modernidad. Esto es origen de grandes tensiones. El consejo que les daría es que, en la actual transición hacia una época posterior a la modernidad -en la que la religión puede volver a desempeñar un papel constructivo-, cada una debe concentrarse en lo que es su sustancia, que ha de conservarse a toda costa, discriminando de esa sustancia lo que pertenece al paradigma histórico.


P. Imagino en usted a Natan, el famoso personaje de Lessing. Como él, ¿tampoco usted sabría con cuál de los tres anillos quedarse?


R. Soy un admirador de Lessing. Su última gran obra, Natán el sabio, nos presenta al final una visión de paz: la utopía político-religiosa de un futuro mejor, reflejada simbólicamente en el desenlace de la pieza, en la fiesta del hermanamiento de los hombres que profesan distinta fe. Tenemos ya entonces la visión, que vuelve a inspirarnos hoy, de una paz entre las religiones como presupuesto de la paz en la humanidad en general. Pero la solución de los tres anillos, que representa una parábola dentro de la obra, merece hoy ser pensada de nuevo. Por eso distingo siempre entre la perspectiva externa y la perspectiva interna de las religiones. Si estoy sentado a la misma mesa con judíos y musulmanes, tengo que partir de que cada una de las tres religiones es para los hombres una religión verdadera. Esto tengo que aceptarlo también como cristiano.


P. Pero usted es cristiano, católico. Cuando uno escoge, está valorando, calificando, excluyendo.


R. Si se adopta la perspectiva interna, está claro que cada uno de los representantes de estas religiones tiene, al igual que yo, su propia convicción de fe, una convicción que bajo ningún concepto querría sacrificar simplemente por mor de la paz. Para mí, como cristiano, Jesucristo significa "el camino, la verdad y la vida". Pero al mismo tiempo reconozco que "el camino, la verdad y la vida" son, para el judío, la Torá, y para el musulmán, el Corán. De esta manera es posible una convivencia basada en el mutuo respeto.


P. El islam está hoy demonizado. ¿Es todavía un problema de ignorancia (prolongación de la famosa edad de la ignorancia), como en tiempos del de Aquino o Voltaire, o son celos y recelos de poder entre religiones y civilizaciones?


R. El islam y el cristianismo, ciertamente, tienen una larga historia de conflictos que muestro en mi libro de forma muy concreta. Los cristianos piensan casi siempre sólo en las guerras de conquista emprendidas por los musulmanes, que los llevaron hasta España y a las puertas de Viena. Los musulmanes, por su parte, piensan sobre todo en las cruzadas y en el colonialismo y el imperialismo de Occidente, que sometió en la práctica todo el ámbito musulmán, desde el Atlántico hasta Indonesia, a su control político, económico y militar. Por este motivo, la desconfianza y el recelo están muy extendidos en ambos lados. Pero pueden superarse por medio de la ilustración y, sobre todo, de una política mejor.


P. Antes, los poderosos cometían actos injustos y pillajes (ahora Guantánamo o Irak) porque había un fantasma que amenazaba el mundo, el comunismo. ¿El fantasma que recorre el mundo es ahora el islamismo?


R. Existían de hecho relaciones bastante buenas entre los países occidentales y los países islámicos. Pero se han visto progresivamente envenenadas, por un lado, por el problema del Estado palestino, aplazado desde hace décadas, y por otro, por las nuevas guerras ofensivas, sobre todo de Estados Unidos en Afganistán y en Irak. Mi libro debe contribuir a dibujar una imagen realista del islam, situada entre su imagen hostil y su imagen ideal, ambas unilaterales. Esto exige de ambas partes la autocrítica, y el esfuerzo por entender las religiones desde su interior. La imagen hostil del islam es sin duda propagada por los neoconservadores americanos. Mucho antes del 11 de septiembre ya forjaban planes para controlar mediante una guerra las fuentes de petróleo en Irak, para establecer la hegemonía de EE UU en Oriente Próximo y, con ella, la seguridad de Israel a costa de los palestinos. Lentamente, la mayoría de los americanos se da cuenta de que, a causa de esta política, su credibilidad ha descendido hasta un mínimo, incluso entre sus aliados, y muy especialmente en el caso de España. Mi ideal es el Estados Unidos posterior a la II Guerra Mundial, que reunió millones para reconstruir Europa y ayudarse también a sí mismo.


P. Su proclamación de que no habrá paz entre las naciones sin diálogo entre las religiones es más vigente que nunca. Otro punto se refiere al conocimiento. ¿No viven las religiones cada día más aisladas, más ensimismadas?


R. Hay en algunas regiones conflictos que han separado a religiones que convivían sin problemas; piense, por ejemplo, en Sarajevo. Pero hoy ya no es posible para ninguna religión permanecer aislada. Las posibilidades de desplazamiento, la emigración y sobre todo, claro está, los medios de transporte que alcanzan a todo el planeta posibilitan que personas de distintas religiones puedan encontrarse en casi cualquier parte. Tanto más necesario se hace entonces que este encuentro esté basado en un sólido y adecuado conocimiento mutuo, y que los medios de comunicación informen con objetividad sobre las religiones y no de manera tendenciosa, como por desgracia sucede a menudo en los medios occidentales, en especial por lo que respecta al islam (y antes en relación con los judíos).


P. La guerra de Irak y la ética mundial. El descarado dominio de la mentira, tal como dibujó Orwell. ¿Cabía imaginar que el siglo XXI empezase de tan desastrosa manera?


R. No. La política de la segunda Administración de Bush es un caso de recaída en el antiguo paradigma de las relaciones internacionales, que trajo a los pueblos europeos en la era moderna tanto padecimiento y, finalmente, dos guerras mundiales. Después de la II Guerra Mundial fue precisamente Estados Unidos el que contribuyó a la instauración de un nuevo paradigma de las relaciones internacionales en Europa y en todo el ámbito de la OCDE: la fundación de Naciones Unidas, la Declaración de los Derechos Humanos, los Acuerdos de Bretton Woods para ordenar la economía mundial, el plan Marshall, y tantas otras iniciativas que abrieron el camino. Para nosotros, europeos, ha sido especialmente importante el desarrollo de la Unión Europea, que, a pesar de todas sus debilidades, representa para el resto del mundo un modelo de cómo Estados que en el pasado eran enemigos acérrimos pueden cooperar en el presente.


P. Se critica mucho la situación de la mujer en el islam. Pero la Iglesia católica no se comporta de manera muy distinta, el caso de san Agustín, por ejemplo. ¿Acaso tienen las religiones esa falla en su origen?


R. Todas las religiones, y las culturas en general, tienen que vérselas con el duradero patriarcalismo de su historia. Tampoco en España hace falta ser necesariamente un católico creyente para ejercer de macho. En cuanto católicos, tenemos desde luego pocos motivos para criticar unilateralmente al islam. Pues precisamente la Iglesia católica tiene problemas con el papel de la mujer, y en concreto con la anticoncepción, con las extremas posiciones que adopta en la cuestión del aborto y con la exclusión de la mujer de los cargos eclesiales más altos. Naturalmente que el islam tiene mayores problemas, en la medida en que ni ha pasado por el cambio de paradigma de una Reforma religiosa, ni ha podido cumplir por entero el segundo cambio de paradigma producido en Europa por la Ilustración y la modernidad. Muchos países islámicos se encuentran en el estado de los países católicos antes del concilio Vaticano II.


P. Dos fundadores: Cristo y Mahoma. ¿Se parecen en algo?


R. Esta pregunta no se deja contestar en pocas palabras. Hay diferencias que son evidentes: Jesús fue un predicador itinerante que anunciaba la no violencia y el amor al enemigo; no estuvo expuesto a ninguna responsabilidad política, a diferencia de Mahoma. Éste, por el contrario, tuvo que ser a un tiempo hombre de Estado y general; no retrocedía ante el enfrentamiento armado. Cualquier comparación que no tenga esto en cuenta peca fácilmente de injusta. Más importante es apreciar los logros religiosos de Mahoma. Pues no sólo unificó la Arabia de las tribus y de los clanes, sino que elevó a los árabes a un nivel religioso comparable al de los grandes reinos vecinos. Es indiscutible que a través del Corán el Profeta prestó a innumerables seres humanos de su siglo y de los siglos posteriores una infinita inspiración, infinitos coraje y fuerza para un nuevo inicio religioso. Pero probablemente la diferencia más acusada sea la de la muerte de uno y otro: el Profeta muere como hombre de Estado y general exitoso en brazos de la preferida de sus mujeres; Jesús de Nazaret, abandonado por Dios y los hombres en la cruz. Esto último es tan grave que los musulmanes apenas pueden dar crédito. Es en la cruz donde la fe cristiana reconoce -a la luz naturalmente de la resurrección- lo más profundo del mensaje cristiano.

P. Terminada esta trilogía sobre las religiones abrahámicas, ¿para cuándo la esperada segunda parte de sus memorias?R. Cada minuto que tengo libre se lo dedico al segundo volumen de mis memorias y, de hecho, ya lo tengo concebido en su conjunto. Debería hacer menos viajes, como éste de ahora a Madrid y Santander. Pero pongo todo mi empeño en que el libro pueda llegar a ser presentado en otoño de 2007, en la Feria del Libro de Francfort.P. El papa Ratzinger se preguntó en su reciente viaje a Polonia dónde estaba Dios cuando el Holocausto, cuando Auschwitz. ¿Qué le pareció esa actitud?R. En mi libro El judaísmo dediqué un extenso capítulo al complejo aspecto teológico de la cuestión del Holocausto. No era fácil, para un Papa alemán que en su juventud vivió la experiencia de la dictadura nacionalsocialista, esta decisión de ir a Auschwitz. Algunos esperaban que con esa ocasión el Papa hiciese un dramático reconocimiento de las culpas de la Iglesia católica y, sobre todo, que hablase del ostensible fracaso de Pío XII en tiempos del nazismo. Pero también podría defenderse la idea de que, precisamente en este lugar del horror, más que las grandes declaraciones, lo ajustado era el rezo silencioso, pronunciar pocas palabras y conversar con algunos de los supervivientes. Aprecio en este Papa el hecho de que no aproveche cualquier ocasión para presentarse de forma espectacular.

Leer más ...

&quot;Por qué soy cristiano&quot; José Antonio Marina

"Por qué soy cristiano" José Antonio Marina

"Por qué soy cristiano" José Antonio Marina

Una muy interesante reflexión sobre el hecho cristiano desde una visión secularizada.

José Antonio Marina hace una aproximación de tipo filosófico a la historia del desarrollo del hecho cristiano.

En la parte final del libro expresa sus implicaciones personales dando sus motivos para ser cristiano y responde a la pregunta inicial del título.

Leer más ...

&quot;Réquiem por la cristiandad&quot; de Hilari Raguer

"Réquiem por la cristiandad" de Hilari Raguer

«Vaticano II, disolvente del Franquismo»

RD
Sábado, 16 de diciembre 2006

El historiador Hilari Raguer defiende en su nuevo libro, 'Réquiem por la cristiandad', que el catolicismo fue uno de los pilares principales del franquismo en sus orígenes, mientras que al final de este período, gracias al concilio Vaticano II, fue 'un factor contrario que actuó como disolvente del régimen'.

Nacido en Madrid en 1928, Raguer, licenciado en Derecho en 1950, ingresó en el monasterio benedictino de Montserrat en 1954, y con los años se ha convertido en uno de los más reputados especialistas en la historia contemporánea de la Iglesia.

Editada en castellano por Península, en su última obra, el también experto en los avatares de la Guerra Civil española, repasa desde la preparación del Concilio por parte de Juan XXIII, y la tibia acogida que tuvo en el Vaticano, hasta el impacto de este acontecimiento con 'resonancia universal' en el seno de la Iglesia de España y en el régimen del general Francisco Franco.

En una entrevista con Efe, Raguer subraya que el Concilio 'no hizo caer a Franco, pero le privó del apoyo que le daba anteriormente la Iglesia, con gran sorpresa suya, ya que siempre se había proclamado muy católico, e imponía esta doctrina desde las aulas de primaria hasta las de la Universidad'.

De repente, tras finalizar el concilio, en 1965, 'se encuentra con que se le acusa de no ser un buen cristiano porque no respeta los derechos humanos', aunque, agrega el monje de Montserrat, 'Franco es capaz de cambiar cualquier teoría con tal de seguir conservando el poder absoluto'.

Aunque el dictador era de los que afirmaba que 'todo lo tenía atado y bien atado, con Juan XXIII y una Iglesia democrática queda muy desconcertado'.

Ocurrió lo mismo, según recuerda Raguer en el libro, cuando al príncipe de Metternich, anciano y ya retirado de la vida política, le llegó la noticia de la elección papal del cardenal Mastai-Ferretti, y comentó: '¡Todo lo había previsto en el congreso de Viena para salvar Europa de las revoluciones, todo menos la elección de un Papa liberal!'.

Con todo, remarca el religioso, 'los obispos españoles eran franquistas y carcas en la época del Concilio y como mucho había quince que sintonizaban con la renovación'.

Sin embargo, apostilla, 'se encontraron acorralados entre el Papa y sus fieles y optaron por aplicar la nueva doctrina surgida de los debates del Vaticano II, que se prolongaron entre 1962 y 1965'.

Por otra parte, y ya en las primeras líneas del libro, Raguer escribe que el concilio también supuso el fin 'al menos como doctrina oficial de la Iglesia, aunque en la práctica no se haya abandonado del todo ni por todos, de aquel modo de entender las relaciones entre la Iglesia y el Estado que se ha llamado cristiandad o también la era constantiniana'.

A su juicio, el Papa Roncalli 'catalizó corrientes dentro de la iglesia, minoritarias hasta entonces, aunque su idea de concilio encontró mucha resistencia dentro del mismo Vaticano'.

Hilari Raguer, defiende, asimismo, que Cataluña fue 'el país del mundo donde más resonancia popular tuvo el Concilio por razones religiosas, democráticas y nacionalistas'.

En este sentido, mantiene que la jerarquía de la Iglesia y su doctrina 'habían ido en contra de los catalanes y, en cambio, ahora a este pueblo le iba a ir todo a favor, de ahí el entusiasmo suscitado'.

Hilari Raguer, que empezó a estudiar con profundidad el Concilio en el año 1978, ha consultado para este libro las actas del mismo, que ocupan 31 volúmenes, ha investigado en archivos privados, así como del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Embajada de España ante el Vaticano.

También ha leído correspondencia entre obispos y teólogos que participaron en este momento de la Iglesia, convocado por Juan XXIII para ponerla al día.

Leer más ...

&quot;¿Dónde está Dios?&quot; Enrique Miret Magdalena

"¿Dónde está Dios?" Enrique Miret Magdalena

En su nuevo libro "¿Dónde está Dios?" Enrique Miret reflexiona sobre existencia Dios y religión en el siglo XXI.

El teólogo y escritor Enrique Miret Magdalena reflexiona en su nuevo libro "¿Dónde está Dios?, la religión en el siglo XXI" sobre el futuro del cristianismo y la crisis en la que está sumido, su cohabitación con otras confesiones religiosas y el concepto y la existencia de Dios en el nuevo siglo.

Enrique Miret, que reiteró su vivencia religiosa como la de un "cristiano agnóstico" en permanente búsqueda de la verdad, afirmó que hoy no es posible encontrar "la religión única" porque todas contienen verdades y errores, y abogó porque "seamos capaces de darnos cuenta de que existen diferentes culturas y, por consiguiente, distintas maneras de pensar y ver".

Miret parte en el libro de la pregunta ¿desaparecerá el cristianismo?, para añadir que la cuestión no es ociosa. Desde el Siglo de las Luces, explica, el cientifismo y el racionalismo comenzaron a poner en duda en Occidente verdades que antes se consideraban inmutables y eternas.

Tanto el pensamiento filosófico como la percepción popular, agrega, "han venido derivando hacia manifestaciones antirreligiosas o arreligiosas de toda índole: ateísmo, agnosticismo, indiferencia, espíritu crítico, cuando no rechazo hacia una confesión cuya expresión formal e institucional, la Iglesia, ha participado activamente en la vida social, educacional, política y económica de los pueblos y países, y no siempre con acierto".

Enrique Miret constata que pese a la pujanza del pensamiento racional y al avance de las ciencias que cada vez nos permiten conocer mejor qué es el hombre y cuál es el universo que habita, "el sentimiento religioso no deja de estar presente y boyante, aunque a veces se manifieste a través de confesiones ajenas a nuestra cultura o poco ortodoxas".

"Y a pesar, agrega, de que otras civilizaciones, como la islámica, parezcan vivir el hecho religioso con una intensidad y una virulencia que a nosotros se nos representa como cosa del pasado".

Tomado de religióndigital.com

Leer más ...

Secciones

 
Somos represemtamtes de mas de 3000 profesionales, ¿Te interesa? Contáctanos