Blog


Hecho religioso y ética mixta

Hecho religioso y ética mixta

Clase de Religion en la escuela pública

Hecho religioso y ética mixta

¿Religión católica o historia de las Religiones?

Religión Digital  -  La Iglesia necesita convertirse en un referente moral, no en un reducto de moral católica

Ángel Manuel Sánchez, 21 de mayo de 2013 a las 08:51

(Ángel Manuel Sánchez).- Con la nueva reforma educativa el patio está más que revuelto. ¿Debería replantearse esta asignatura cómo lo ha hecho el Gobierno-Oposición, cómo lo pretende la Iglesia ó por terceras vías?.

Creo que existen terceras vías que podrían solucionar el gran problema que con acierto es citado por la CEE en sus declaraciones más recientes: "el esfuerzo, la memoria, el sacrificio y, sobre todo, el sentido de la vida han sido eliminados de la educación escolar".

El nihilismo existencial y la politización de la educación han calado hasta los tuétanos en nuestro fracasado sistema educativo, ¿por la existencia de un pluralismo ideológico y religioso que desemboca en el relativismo moral y en el individualismo? No creo que sea sólo por eso. Es demasiado dogmático verlo así.

Creo que esencialmente lo que hay en nuestro sistema educativo es la ausencia de una asignatura común que forme académicamente en la formación del sentido crítico y ético en los alumnos.

La existencia de Religión frente a la nada, la Religión frente a la Ética laica traduce una dialéctica de enfrentamiento equivocada, porque en nada ha beneficiado, y en mucho ha provocado lo que hay: un enorme terreno de nadie donde el alumno se pierde y se desentiende amparándose en referentes morales más próximos y más atrayentes donde impera el todo vale y donde el éxito se mide por lo más fuerte que seas o más puedas comprar. El Consumismo (el materialismo) es el casi absoluto vencedor en la formación de las jóvenes conciencias, y ello ocasionado por una estéril y maniática dialéctica de enfrentamiento dogmático que ha perjudicado sobre todo a los estudiantes y que ha contribuido a politizar más aún la Educación.

Quizás ésta ha sido la gran ausencia, la de la batalla frente al nihilismo.

Sabemos cómo anda el patio y sabemos cuántos intereses políticos y corporativos confluyen para que la educación haya de ser un instrumento de control de conciencias. La Iglesia podría subrayar el bien común traducido en la obligatoriedad y evaluación de una asignatura común de formación en Historia de las Religiones y Fundamentación Ética de la conducta que rompiese con la fractura y el nihilismo presente, que expusiera de manera neutral la contribución de la fundamentación religiosa a la actitud ética de la conducta de las personas en igualdad y/o complementariedad con una fundamentación laica de la ética personal.

Implicaría para la Iglesia una renuncia a prerrogativas estériles, pero también una no desdeñable contrapartida. La Iglesia católica española podría gozar a la larga de una posición donde subraye su autoridad moral como factor social indispensable para el desarrollo de la comunidad política y como co-definidor de la moral pública que el Estado pretende reservarse en exclusiva, acorde con el principio de neutralidad confesional que se perdería con un Estado laico, definidor en exclusiva de la moral pública.

TERCERA VÍA pues, que sería que las confesiones religiosas compartan con el Estado una común asignatura y canalicen a sus comunidades la formación religiosa específica.

Sabemos que el Estado desea reservarse en exclusiva la posición de definidor de la moral pública, porque tendemos a un Estado laico. Por ello, que la Iglesia le ponga la trampa de ofrecerle una asignatura común de Historia de las Religiones y Fundamentación ética de la conducta, que permita asociar una ética religiosa convergente con la laica, y sea el propio individuo el que armado con su propio criterio conjugue ambas formas de justificar su moral personal.

LA IGLESIA NECESITA CONVERTIRSE EN UN REFERENTE MORAL DE LA SOCIEDAD NO EN UN REDUCTO DE MORAL CATÓLICA. Por ello, se necesita una asignatura que permita situarse en el ágape y no en el aula parroquial habilitada en la escuela pública.Que la Iglesia mire más allá, vaya más allá y aborde el auténtico reto, el resistir frente al nihilismo cultural instalado en la escuela y al peligroso oportunismo político que utiliza la escuela pública como incubadora ideológica ó como instrumento de segregación social entre estudiantes de educación pública y privada/concertada.

Una cosa es cierta, por experiencia personal, hay que proporcionar sentido al esfuerzo. Ni la clase de Religión por sí sola ni Educación para la Ciudadanía aseguran la fundamentación ética ni el desarrollo del pensamiento crítico en el educando. Una ética para católicos ó personas pertenecientes a otras confesiones y una ética para ciudadanos no garantizan la libre elección ni la libre formación de la conciencia de las personas, de hecho han antagonizado, han dividido y enfrentado a la sociedad. La política se ha introducido escandalosamente en nuestro sistema educativo y todo el mundo pretende velar por su propio interés y casi nadie por el de los alumnos.

Primero hay que aclarar que la asignatura de religión no es una exigencia del estado aconfesional, que nada tiene que ver aquí salvo en que las distintas confesiones reconocidas sean tratadas igualitariamente en lo que a impartir la asignatura se refiere, sino que es una exigencia de la libertad de los padres para escoger a favor de sus hijos la formación religiosa ó moral más acorde con sus propias convicciones (Art. 27.3CE). En este contexto jurídico queda plenamente justificada la existencia de la asignatura. Sin embargo, es la praxis la que ha de delimitar el alcance de su contenido, es decir la praxis contiene propiamente su definición.

Yo recibí formación católica parcialmente e historia de las religiones. Con el tiempo me doy cuenta que la formación católica tiene en los centros de pastoral su lugar eminente, y la historia de las religiones en la escuela su lugar preeminente. Una asignatura que conjugue hecho religioso, historia de las religiones y fundamentación ética de la conducta creo que se adapta mejor a la evolución biográfica y psicológica del alumno, al que en la adolescencia hay que meter de lleno en la reflexión moral de su conducta.

El artículo 27.3 de la Constitución establece que los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

Esta libertad de los padres ha de constituir ante todo una fundamentación para la defensa, no de la asignatura de Religión en la Escuela pública, en absoluto dice eso, sino de la libre enseñanza religiosa a través de centros concertados ó privados de carácter religioso, donde la formación católica debería plantearse como formación extraescolar obligatoria, y donde las parroquias deberían en este caso ser generosas cediendo su turno a los colegios religiosos como formadores sacramentales, bajo supervisión del obispo de la diócesis, siendo más propio de él ejercer aquí su jurisdicción y no en la educación pública. Elegir profesores de religión católica dentro de ella podrá ser una prerrogativa excusable por su reconocimiento positivo en los Acuerdos con la Santa Sede, pero es un auténtico anacronismo a día de hoy, injustificable, y que no trae más que inconvenientes y rechazos.

La Iglesia católica debe sostener la defensa de una asignatura obligatoria y evaluable con contenido histórico-religioso y de ética mixta, que estimule ante todo el sentido y la reflexión crítica y ética del alumno desde la complementariedad de una fundamentación histórica, religiosa y humanística.

Es más ventajoso a la larga favorecer esto que lo que hay ahora, Religión frente a la nada, ó Religión frente a la Ética laica.

Defienda una asignatura que introduzca al Hecho religioso y a la fundamentación ética de la conducta para contrarrestar así dos constantes amenazas: 1) que la política siga instrumentalizando intolerablemente la educación en contra del bien común (el de todos en el de la libre formación moral (presente y no ausente), y académica (eficiente y no condescendiente), de la infancia y de la juventud) y 2) que el nihilismo y el consumismo sean los únicos referentes prácticos y eficaces en su deformada conciencia crítica.

A los defensores a ultranza del Estado ó del Mercado les interesa una Educación Pública fracasada, una formación moral de los alumnos negligente. En definitiva, a ambos les importa un bledo el libre desarrollo de la personalidad de las personas consagrado en el artículo 10º de la Constitución, porque educar en el pensamiento crítico y en la fundamentación ética de la conducta personal dificulta sobremanera la manipulación del votante y/o del consumidor.

La defensa de una asignatura común por parte de la Iglesia católica española la situaría en la preeminencia social de quien está llamada a ejercer un Liderazgo Moral efectivo sobre la sociedad, y para ello la mejor manera es dando ejemplo de trabajo por el bien común, renunciando a la asignatura específica de Religión en aras del bien concreto, el de la formación moral mixta y efectiva de la juventud española, que es en definitiva lo que importa y la que se corresponde con las auténticas necesidades de la sociedad civil, la única realmente legitimadora.

Leer más ...

Así funciona la asignatura de Religión en la escuela pública

Así funciona la asignatura de Religión en la escuela pública

Así funciona la asignatura de Religión en la escuela pública

¿Quién elige a los profesores? ¿Quién los paga? ¿Qué se necesita para impartir clases de Religión? ¿Se puede estudiar cualquier religión en el colegio? 

04/10/2012 - 08:16h

Curso de formación de profesores de Religión en la Diócesis de Valladolid. Foto: Ángel Cantero. CC-NC

Curso de formación de profesores de Religión en la Diócesis de Valladolid. Foto: Ángel Cantero. CC-NC

Hace 25 años, el alumno que estudiaba Ética en lugar de Religión era el raro de la clase, el paria exiliado a gastar esa hora con un grupo reducido sin un programa claro. Hoy, una media del 46 por ciento en todo el estado decide no estudiar Religión. Eso es casi la mitad de la clase. En 1996, eran el 24,9 por ciento los de Ética.

Cada año desciende el número de alumnos que estudian Religión en la escuela pública, por lo que se ha hecho más evidente el debate sobre la laicidad de la educación. Organizaciones sociales comoEuropa Laica defienden que la escuela debe ser “escrupulosa con el principio de laicidad o neutralidad” para el “libre y pleno desarrollo de la personalidad humana”. En el lado opuesto, la jerarquía eclesiástica opina que son los padres los que quieren que sus hijos reciban Religión y Moral Católica en la escuela y que esta “no es laica o creyente: lo son las personas y la opción de los padres debe ser respetada”, escribe el Arzobispo de Toledo.

Alumnos, padres, Iglesia y Estado son los actores de este debate al que se suman los profesores de Religión, un colectivo hasta hoy silencioso.

¿Quién paga a los profesores de Religión?
Como el resto de profesores, los sueldos de los de Religión los asume la Administración educativa, es decir las Comunidades Autónomas. Los pagamos entre todos. Según el informe de Europa Laica,el gasto en contratación de estos profesores alcanza los 500 millones de euros al año, con los que esta plataforma estima que se están dejando de contratar a 7.000 interinos

¿Son funcionarios?
No son funcionarios ni son interinos pero tienen plaza fija. Son “otro personal docente” o, específicamente, “Profesores de Religión”, con su propia regulación y sujetos al Estatuto de los Trabajadores. Para Jesús María Losada, presidente de la Federación Estatal de Profesores de Enseñanza Religiosa ( Feper), el traslado de competencias ha originado que haya “17 tipos diferentes de Profesores de Religión, tantos como Comunidades Autónomas”. Cuando hablamos de Enseñanza Religiosa en las escuelas nos referimos a la católica, la islámica, la judía y la evangélica, que son las cuatro confesiones con las que el Estado firmó convenios con sus representantes en 1992 para darles la capacidad de designar profesores. Aunque la Feper es inclusiva, a día de hoy no tiene asociados que no sean católicos.

¿Quién los elige?
Para ser profesor de religión católica, la abrumadoramente mayoritaria en el estado español, se necesitan cuatro requisitos:

  • Una titulación en Magisterio o Grado de Maestro para Primaria o una licenciatura para Secundaria.
  • La Declaración Eclesiástica de Idoneidad otorgada por la Diócesis a la que corresponda el docente y que atestigua una “recta doctrina y testimonio de vida cristiana”.
  • La Declaración Eclesiástica de Competencia Académica.
  • La propuesta del Ordinario diocesano, que es la recomendación del obispo de la Diócesis a la Administración Académica que indica que esa persona es competente e idónea para enseñar Religión. Para que esta propuesta llegue al obispo ha de pasar por la Delegación Eclesial (o Diocesana) de Enseñanza correspondiente.

Los tres últimos requisitos solo sirven dentro del territorio de la Diócesis. Si un profesor quiere trasladarse a otra provincia tendría que empezar desde cero, mover contactos e influencias, ganarse de nuevo la confianza de un obispado al que no conoce. No hay exámenes. No hay oposiciones.

Respecto a este proceso, los profesores de Religión tienen sus demandas, que se resumen en tres puntos, según el portavoz de la Feper. La primera es la necesidad de regular con transparencia cuál es el funcionamiento y condiciones de este colectivo. La segunda es baremar a los profesores para permitir concursos de traslados, no de una manera arbitraria sino basada en los méritos de los docentes. La tercera petición exige de las administraciones que cambien de interlocutor en las conversaciones laborales y que sean los representantes sindicales y profesionales los que discutan estos aspectos, y no la Iglesia. Estado y Comunidades Autónomas “nos dejan al margen y tratan la asignación del puesto y los horarios con los representantes de los obispados —explica el presidente de esta asociación profesional— y las cosas nos van mal, no es competencia de la Iglesia tratar nuestras relaciones laborales”. “Su competencia termina en los contenidos, no en la organización y los destinos”, insiste.

¿Están equiparados con el resto del profesorado?
En septiembre, los profesores interinos de Madrid y Castilla-La Mancha señalaban un agravio comparativo entre ellos y los profesores de Religión, ya que en ningún caso estos han dejado de percibir la paga de verano, a pesar de que sus marcos reguladores, como el Acuerdo de condiciones laborales de la Comunidad de Madrid del 27 de julio de 2004 con el Arzobispado [ PDF], señala que “ en sus condiciones retributivas este personal está equiparado con los funcionarios interinos docentes, siendo este el colectivo al que más se asemejan”. Además, en esta Comunidad,el Supremo les ha equiparado la antigüedad como a los interinos

A pesar de que con cada ley se ha avanzado en la regulación de estos profesores, su función y funcionamiento no se ha terminado de concretar.  En 1993, con el primer convenio entre el Gobierno y la Conferencia Episcopal, aquel se comprometió a integrarlos en el Régimen Especial de la Seguridad Social (Autónomos), así como a equipararles económicamente a los interinos en un periodo de cinco años presupuestarios (1994-1998). En aquel momento, sus retribuciones se hacían con cargo a las subvenciones concedidas a la Conferencia Episcopal.

Con la firma de un nuevo convenio en 1999, cada administración educativa asumía el papel de empleador, así como la obligación de pasarles del Régimen Especial al Régimen General. Hasta este curso, Comunidades Autónomas como Madrid concedían ayudas a los Profesores de Religión y Asesores Lingüísticos para el cuidado de los hijos (un máximo de 152,96 euros mes/hijo), por desplazamiento y por formación. El plazo se abre en 2013 y desde el servicio de información de la Comunidad de Madrid informan que no es probable que se convoquen, al igual que tampoco se han hecho el resto de ayudas escolares.

¿Quién y dónde estudia Religión?
Según el Consejo Escolar del Estado en el curso 2009-10, lo hacen el 74 por ciento de alumnos de Primaria, el 45 por ciento en Secundaria y el 35 por ciento en Bachilleratos y FP, lo que arroja una media del 54 por ciento en todas las etapas de la enseñanza pública. Las enseñanza religiosa no católica en la escuela supone un 1 por ciento.

Por ver un caso más concreto y según datos [ PDF] de la Delegación Episcopal de Enseñanza del Arzobispado de Madrid, un 47,7 por ciento de los alumnos de los centros públicos de Infantil, Primaria, ESO y Primero de Bachillerato cursan Enseñanzas de la Religión en la Escuela (ERE). En los centros privados de titularidad civil, los alumnos que cursan ERE son el 71,3 por ciento. Estos datos, que corresponden al curso 2011-12, indican también que cuanto mayor es el alumno, más desvinculación hay con la clase de Religión, pues pasan de un 77,8 por ciento en Primaria —del conjunto de centros educativos— a un 48,4 por ciento para Primero de Bachillerato.

Respecto a otras confesiones, como la evangélica, en Madrid 12 profesores impartieron esta asignatura a 1.158 alumnos, según datos de la Consejería de Enseñanza Religiosa Evangélica. 31 centros de la Comunidad ofrecen esta alternativa. Para los alumnos judíos, no existe ningún centro público en el estado español con una cantidad de alumnos mínima suficientes para poder recibir esta asignatura, según informa la Federación de Comunidades Judías de España. La opción para los que desean cursarla es un centro concertado en Madrid, uno privado con acuerdo de la Generalitat en Barcelona y uno público en acuerdo con el Gobierno de Melilla en esta ciudad.

¿Cómo se elige el contenido de los libros de texto?
El contenido de la enseñanza religiosa católica en la escuela lo marca la Conferencia Episcopal y en concreto su Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, que es la que organiza, coordina e impulsa los contenidos. Su marco es la Constitución y el Acuerdo entre la Conferencia y el Estado en 1976.

El currículo que se imparte hoy en Religión es el que se aprobó en el año 2007 [ PDF], un marco programático bastante general sobre las “claves de la fe cristiana” que los profesores pueden seguir por libros de texto o con materiales propios.

La cabeza visible de la Comisión que decide qué se enseña en Religión es, desde el año 2008,Casimiro López Llorente, obispo de Segorbe-Castellón, quien en abril arremetió contra los colegios públicos y la legislación por poner “trabas a la clase de religión al no equipararla al resto de las asignaturas fundamentales”.

Desde la aparición del anteproyecto de la LOMCE —la nueva ley educativa— obispos, plataformas ysindicatos como USO  han expresado su malestar por la ausencia de regulación de la asignatura en esta Ley y durante estos dos meses que nos esperan para su tramitación están pidiendo que se incluyan sus demandas. “ Estamos esperando una letra pequeña que todavía no hemos conocido en este avance que se nos ha hecho” dijo el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, que ni forma ni ha formado parte de la Conferencia Episcopal de la Enseñanza, en la Cope el 27 de septiembre. “La Iglesia confía, espera, pide y reivindica que para que haya una normalización en la asignatura de Religión exista una alternativa concreta y evaluable porque si no se acusa a los padres que eligen la asignatura de Religión de estar estorbando a los demás hijos”.  La Iglesia achaca el descenso de alumnos de Religión a la existencia de la alternativa Atención Educativa: horas no lectivas donde el alumno puede incluso abandonar el centro en la etapa de Bachillerato.

Leer más ...

Asamblea Extraordinaria Feper-Andalucía Granada 27 abril 2013

Asamblea Extraordinaria Feper-Andalucía Granada 27 abril 2013

Estimados compañeros-as.
Tras la asamblea informativa que tuvimos la semana pasada y continuando con la ASAMBLEA ANUAL DE FEPER-NACIONAL, por cierto todo un éxito en la organización, participación y conclusiones....
Te enviamos la información que desarrollamos en dichas asambleas los compañeros de Granada, todo lo demás lo podéis seguir en http://www.feper.org o en https://www.facebook.com/Infofeper

Leer más ...

Asamblea Feper 2013 Granada

Asamblea Feper 2013 Granada

1-  Fotos de la Asamblea de FEPER 2013 en Granada  27de abril de 2013

Google+     

Fotos a agradecer a Ignacio Huertas (las buenas, desde la 14 hasta el final), y a Jesús M Losada (las menos buenas, las trece primeras) 

Asamblea FEPER 2013 en Granada el 27 de abril de 2013                                                                                                           

Facebook

Fotos a agradecer a Ignacio Huertas (las buenas, desde la 12 hasta el final), y a Jesús M Losada (las menos buenas, las 11 primeras) 

Asamblea FEPER 2013 en Granada 27 de abril de 2013

2-  Fotos de la Asamblea Extraordinaria de FEPER-ANDALUCÍA en Granada el 27 de abril de 2013

Facebook

Fotos a agradecer a Rosa Burgos

Fotos Asamblea Extrordinaria FEPER-ANDALUCÍA en Granada 27 abril 2013

Google+

Fotos a agradecder a Rosa Burgos

Asamblea Extraordinaria FEPER-ANDALUCÍA en Granada 27 abril de 2013

 

Leer más ...

Derecho Canónico celebró una jornada de estudio sobre las relaciones Iglesia-Estado

Derecho Canónico celebró una jornada de estudio sobre las relaciones Iglesia-Estado

(Obs.:Posición conservadora que no permite evolucionar la cuestión. Caben otras visiones. Info-Feper).

 

Web de los Jesuitas.- La Facultad de Derecho Canónico celebró una jornada de estudio sobre las relaciones Iglesia-Estado Martes, 23 de Abril de 2013 12:09 | | Se analizó la situación laboral de los profesores de religión y la reciente polémica sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) Se celebró en Comillas la jornada anual de estudio organizada por la Facultad de Derecho Canónico que, en esta ocasión, llevaba por título "Dos cuestiones polémicas en la relación Iglesia-Estado: Los profesores de religión y el IBI". Participaron Jorge Otaduy Guerín, profesor de la Universidad de Navarra, con la ponencia "La idoneidad de los profesores de religión católica y su desarrollo jurisprudencial en España", y Miguel Campo Ibañez, SJ, profesor de Comillas, con la intervención "La exención del IBI a la Iglesia Católica. Encuadre constitucional y marco regulador".

Leer más ...

Unos profesores imparten clase. Unos profesores imparten clase.
Créditos: EFE 20/03/2013

La Junta reconocerá los sexenios al personal interino que lo solicite

LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN ASUME LA INTERPRETACIÓN QUE HACE EL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UE DE UNA DIRECTIVA

 

La Dirección General de Personal Docente anuncia hoy en el portal destinado al profesorado (PROFEx), una instrucción por la que regula la solicitud del reconocimiento del complemento de formación permanente, conocido como sexenios, al personal interino.El Gobierno de Extremadura indica que para ello será necesario reunir las condiciones establecidas para los funcionarios de carrera, al tiempo que destaca que con esta medida se da respuesta a una "reivindicación histórica" de este colectivo.Así, la directora general de Personal Docente, María de los Ángeles Rivero, detalla que la administración autonómica asume y reconoce esta demanda porque considera que con ello se da cumplimiento a la normativa y a la jurisprudencia que existe tanto a nivel nacional como europeo.

Leer más ...

“Francisco, renueva la Iglesia”

“Francisco, renueva la Iglesia”

 

Como miembros de la Iglesia católica hemos recibido con sorpresa y alegría –y a la vez con moderada expectativa–  el nombramiento del cardenal Bergoglio como obispo de Roma y sucesor de Pedro. Nos ha alegrado la imagen de simplicidad, modestia y afabilidad de su presentación y algunos gestos de complicidad hechos hacia el pueblo que llenaba expectante la Plaza de San Pedro. Nos ha parecido entrever la imagen de un papa pastor, su decidida opción por los pobres –emblemáticamente expresado en el nombre elegido–, la lucha que ha llevado contra la corrupción, la marginación y la pobreza y su testimonio personal de sobria austeridad y sencillez. Deseamos que,  a partir de su ejemplo, estos valores tan evangélicos puedan transmitirse al conjunto de la Iglesia.

Leer más ...

Habemus Papam 1. Al principio, una Iglesia sin Papa Xavier Pikaza, teólogo

Habemus Papam 1. Al principio, una Iglesia sin Papa Xavier Pikaza, teólogo

Xavier Pikaza, teólogo
mar042013

 

El Blog de Xavier Pikaza

Hace diez años, cuando empezaba el declive imparable de Juan Pablo II, José Manuel L. Vidal, director de RD, escribió un libro de fondo sobre el sentido, actualidad y cincustancias del Papado: Habemus Papam: de Juan Pablo II al Papa del Olivo (editorial Foca, Madrid 2003, 448 págs.). El mismo J. M. Vidal podrá retomar, si quiere, aquel argumento, que mantiene todo su valor ahora, pasados diez años, porque las circunstancias siguen y los problemas que allí se detectaban no se han solucionado, sino que han crecido.

Leer más ...

La Iglesia del futuro Óscar A. CAMPANA

La Iglesia del futuro Óscar A. CAMPANA

Óscar A. CAMPANA
mar012013

 

Koinonía

No sé cómo será la Iglesia del futuro. Sólo sé cómo la sueño. Si aún hay un lugar para un sueño histórico-teológico, aquí va uno. Invito a las personas y comunidades que lean estas líneas a soñar conmigo, para que, quizás un día, soñemos todos el mismo sueño.

Leer más ...