Área de Religión

Secciones


Enseñanza pública y religión: dos pasos atrás José Arregi, teólogo

Enseñanza pública y religión: dos pasos atrás José Arregi, teólogo

 José Arregui, teólogo, ofrece en este arículo una reflexión sobre la enseñanza de la religión en la escuela pública muy interesante para un planteamiento actualizado sobre el diseño curricular de la religión en la escuela pública, pero también sobre el estatus de dicha enseñanza. Se hace evidente que los tiempos y la evolución de la sociedad española exigen cambios profundos que afectan a la escuela pública de manera específica en esta área. Y se hace cada vez más evidente el apremio de afrontar la cuestión desde distintos ángulos. 

Puedes acceder al artículo en cuestión en Redes Cristianas en el enlace de abajo

Feper

Leer más ...

La encuesta revolucionaria del papa Francisco a los católicos

La encuesta revolucionaria del papa Francisco a los católicos

nov072013

BBC

La encuesta sondea sobre todos los nuevos tipos de familia.
De forma clara y sin rodeos, El Vaticano pregunta por primera vez a sus fieles sobre los nuevos modelos de familia de la sociedad poniéndoles frente a la convivencia fuera del matrimonio, los divorcios, las uniones entre personas del mismo sexo o el uso de anticonceptivos.

Leer más ...

SE NECESITAN SANTOS SIN SOTANA ..... (Francisco dijo...)

SE NECESITAN SANTOS SIN SOTANA ..... (Francisco dijo...)

 EL PAPA FRANCISCO DIJO: "Piensen en una madre soltera que va a la Iglesia o a la parroquia, y le dice al secretario: QUIERO BAUTIZAR A MI HIJO. 
y el que le atiende le dice: No, no se puede, porque Ud. no se ha casado... Tengamos en cuenta que ...esta madre tuvo el valor para continuar con un embarazo, y ¿con qué se encuentra? Con una puerta cerrada! Y así, si seguimos este camino y con esta actitud, no estamos haciendo bien a la gente, al Pueblo de Dios. Jesús creó los siete sacramentos y con este tipo de actitud creamos un octavo: ¡el sacramento de la aduana pastoral! QUIEN SE ACERCA A LA IGLESIA DEBE ENCONTRAR PUERTAS ABIERTAS Y NO FISCALES DE LA FE".

Leer más ...

Ante la ley Wert y la asignatura de Religión

Ante la ley Wert y la asignatura de Religión

Ante la ley Wert y la asignatura de Religión en los centros públicos y concertados

Publicado: 6 junio, 2013 en REFLEXIONES
Etiquetas: 

Mundo en la caraANTE LA LEY WERT Y LA ASIGNATURA DE RELIGIÓN EN LOS CENTROS PÚBLICOS Y CONCERTADOS
Breve reflexión y propuestas alternativas
JESÚS SÁNCHEZ VALIENTE, colectivo Convocatoria de Iguales en Andalucía, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
SEVILLA.

ECLESALIA, 06/06/13.- Con ocasión del diálogo social provocado por la futura Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y siendo antiguo y persistente el conflicto ante la impartición obligatoria de la asignatura de la religión en los centros educativos a través de las distintas leyes orgánicas de educación, aunque con diversos matices y reglamentaciones, el colectivo Convocatoria de Iguales, integrado en Redes Cristianas, presentamos ante la administración educativa y comunidad escolar las siguientes reflexiones operativas:

- Partimos del presupuesto teórico y práctico de que no es lo mismo religiones, religiosidades y espiritualidades. Es necesario distinguir y centrar el estado de la cuestión religiosa para clarificar de qué estamos hablando. Porque en las diversas posiciones ante la asignatura de religión, podríamos hacer tabla rasa con todos los valores desviando el tiro.

- La institución eclesiástica, cuando negocia y habla de religión en las escuelas, a juzgar por los diseños curriculares que presenta, está refiriéndose a un conjunto de dogmas y mandatos morales que forman el acervo de la fe católica. Es un concepto restrictivo de religión con su correlato de iglesia jerárquica y magisterio, con el correspondiente afán pastoral. Este diseño es el derivado de la misión que la iglesia viene entendiendo cuando escucha “id y enseñad a todas las gentes, bautizando…”.

- Un estado laico no se siente aludido ni puede sentirse señalado por esta misión o envío. Una asignatura de religión con semejante predicamento sólo es incumbencia de la iglesia católica y del resto de las iglesias, en su caso. La catequesis y enseñanza de esta religión en sentido estricto y confesional, como queda dicho más arriba, ha de ser objeto de la pastoral y llevarse a cabo con celo mediante los recursos materiales y humanos de la respectiva iglesia.

- Por otra parte, es tesis admitida por la autoridad administrativa y por toda la comunidad escolar que la enseñanza en nuestros centros escolares, tanto públicos como privados, ha de ser integral de las personas. Este concepto es ya lugar común y de mayorías y se traduce en conjunto axiológico de valores, que intentan educar en un sentido completo. De ahí el abanico y tronco de asignaturas.

- Y la dimensión espiritual y el hecho religioso ocupan el lugar más universal de la humanidad, un primer depósito cultural. Las espiritualidades y religiosidades cultivan algo tan sólidamente humano como es el espacio categorial de lo más profundo, más allá de la superficialidad y momentáneo discurrir de los seres humanos. Este enfoque abrirá a nuestro alumnado a culturas y religiosidades más allá de lo localista y occidental, enriqueciéndolo también con habilidades interiorizadas. Porque necesitamos una nueva sociedad con base antropológica más sensible a la solidaridad y libertad.

- Ahora nos parece ser un triste y discriminatorio panorama que el novedoso fenómeno masivo de peculiar búsqueda de espiritualidades y trascendencia surja hoy sólo entre la clase acomodada culturalmente, con la misma naturalidad y abundancia con que brota la primavera. Es el retrato del hartazgo y abandono de las religiones y el reencuentro con una natural forma de profundización humana, como gusanillo espontáneo y porque donde se cierra una puerta “se abre una ventana”. Sin embargo, la clase social menos acomodada puede entenderse por qué no alcanza hoy a sumarse a este renacimiento cultural y espiritual, que discurre por privilegiados recovecos, y ha quedado descolgada porque, en su etapa juvenil, no se le facilitaron vivencias de este talante sino sólo verdades de fe. Y especialmente los varones, por razones a explicar, perdieron este tren.

- En consecuencia, las iglesias han de trasladar ya a este profesorado, hoy de religión y muy preparado, a sus espacios para su enseñanza religiosa y las catequesis. Son los propios recursos de las comunidades confesionales, complementados con la libre concurrencia a convocatorias públicas (es un estado laico, no es anticonfesional), como otras entidades ciudadanas, quienes han de costear estas tareas. Y, mientras que el gobierno esté provisionalmente ligado al concordato, es en estas coordenadas de espacio y recursos económicos donde han de centrar ya los acuerdos sabia y diplomáticamente.

- Además, la administración ha de abrir las clases escolares de la nueva asignatura alternativa de espiritualidades y religiosidades a ese profesorado, junto a otros profesionales idóneos, advertidos de un nuevo diseño curricular. En todo caso, cualquier criterio en la elección de este profesorado ha de pasar por el consejo escolar.

- Concluyendo nuestro breve análisis y orientaciones, este colectivo Convocatoria de Iguales PROPONE: impartir una asignatura con parecida denominación a “ La espiritualidad Humana en los Hechos Religiosos”. Su nivel de impartición: al menos, obligatoria al centro y optativa para alumnado y padres. Validez de calificación: como las artísticas y tecnológicas. Ha de extenderse desde infantil a bachillerato con adecuaciones.(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Leer más ...

Religión, una asignatura para profesores 'idóneos'

Religión, una asignatura para profesores 'idóneos'

EDUACIÓN | Polémica Ley educativa

Religión, una asignatura para profesores 'idóneos'

Un profesor da clase en un colegio de Madrid. | Gonzalo Arroyo

Un profesor da clase en un colegio de Madrid. | Gonzalo Arroyo

Enseñar religión católica en los colegios está reservado a los profesores que, además de cumplir como sus colegas de otras materias con los requisitos académicos, tengan las declaraciones de Competencia e Idoneidad que solo dan la Conferencia Episcopal Española (CEE) y los ordinarios u obispos diocesanos.

"Si no tienes la propuesta del ordinario, que suele pasarla a un delegado de Enseñanza de su diócesis, no sirve de nada querer ser profesor de religión", afirma Rafael Martín, vicepresidente de la Asociación Profesional de Profesores de Religión de Centros Estatales (Apprece), que engloba a 5.000 de los más de 15.000 docentes que ejercen hoy en España.

La asignatura de religión ha saltado a los titulares con la reforma educativa del ministro José Ignacio Wert, que establece que seaevaluable, de oferta obligatoria en los centros y de elección voluntaria para los alumnos con una alternativa sobre Valores, y sus profesores se consideran igual a otros pero con ciertas "peculiaridades".

Así lo señala Jesús María Losada, presidente de la Federación Estatal de Profesores de Enseñanza Religiosa (Feper) -1.500 afiliados-, que cree que tienen "una peculiaridad en el acceso laboral y cierta indefinición que les hace un poco marginales en el sistema educativo".

"Somos profesores igual que los demás en el desarrollo común de las clases, pero con una supervisión sobre nuestra idoneidad y su mantenimiento", según Losada, profesor de religión desde hace 28 años y que da clases en el instituto Ágora de Cáceres.

"La confesionalidad de la asignatura es como una cuña mal asentadaen el sistema que nos afecta aunque seamos miembros del claustro", subraya Losada, que añade que en el plano laboral se rigen por el Estatuto de los Trabajadores pero con "terrenos de nadie".

Los candidatos deben aprobar primero Magisterio, Teología o Ciencias Religiosas y obtener la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA), para la que es imprescindible presentar la partida de bautismo.

La DECA es "un diploma" que da la CEE cuando se tienen los requisitos académicos, tanto para Infantil y Primaria o para Secundaria y Bachillerato, explica la secretaria de la delegación de Enseñanza Diocesana de Sevilla, Lola Suárez.

"Pero que tengas la DECA no significa que vayas a ejercer", recalca Suárez, ya que también hay que poseer "la idoneidad" o Declaración Eclesiástica de Idoneidad (DEI) que concede el ordinario o su delegado después de unas entrevistas "para ver si eres una persona coherente y recta con la religión católica".

'La última palabra'

Tras esas entrevistas, "la última palabra" la tiene el delegado al hacer "la propuesta" para la plaza a cubrir, añade.

Feper es contraria a que esa "propuesta" dependa a veces de la"connivencia que haya entre las autoridades religiosas y civiles" de las distintas comunidades autónomas.

Respecto al proyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), ninguno de los dos sindicatos están plenamente conformes.

Martín califica de "ficticio" el debate sobre que la asignatura sea evaluable, pues cree que lo que ha "desnivelado" la situación es que la "debida atención educativa" -opcional ahora a la religión- se ha convertido en "una hora sin hacer nada"; también anuncia que el próximo día 8, durante el Congreso de Apprece en Valladolid, ofrecerán "una solución" al tema de la religión y su alternativa.

Además, este profesor de Religión jubilado tras 32 años de docencia en Sevilla, defiende la importancia de la asignatura, que no sea catequesis, en un país donde la religión tiene tanta relevancia en el turismo.

"Defendemos una formación religiosa intercultural y aconfesional", enfatiza por su lado Losada, que solo así vería razón para ser evaluable.

La CEE informa en su página web de que 3.561.970 alumnos se inscribieron en religión en el curso 2012-13 (3,5 puntos menos que en el anterior), y defiende que la asignatura no se reduzca a un tratado de ciencias religiosas y conserve "su auténtica dimensión evangelizadora de transmisión y testimonio de fe".

Además, deja claro que la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis es la encargada tanto de la identidad y formación de los profesores como de la elaboración de los libros de texto.

Leer más ...

Un proyecto educativo de todas las culturas, religiones y ateismos… César Rollán, profesor

Un proyecto educativo de todas las culturas, religiones y ateismos… César Rollán, profesor

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

PROPONGO “CULTURAS”
Apta para todos los públicos… privados y concertados
Escuchaba al ministro Wert esta mañana en una entrevista en la cadena Ser. Decía, entre otras cosas, que estaba dispuesto a sentarse con quien quisiera aportar algo para mejorar la reforma educativa del gobierno. Yo nunca llegaré a su mesa, no soy un interlocutor válido, supongo, o quizá sí, no se.

Escuchaba atento lo que decía en la entrevista, sobre todo cuando habló de la tan traída y llevada asignatura de Religión y su alternativa. Se que no es lo más importante de la LOMCE pero, qué le vamos a hacer, ese es mi tema.
Llevo quince años en educación, la mayor parte de los cuales dedicados a la enseñanza del hecho religioso y sus implicaciones culturales, así como a la filosofía y su constante invitación a pensar. En la actualidad trabajo en un colegio laico cuya educación “atiende a la diversidad y es respetuosa con la pluralidad de creencias y pensamientos”. Este curso “inventamos” en Primaria una asignatura nueva que llamamos “Culturas” a la que acuden los que optan por la alternativa a Religión Católica.

En “Culturas” tratamos de descubrir la diversidad humana, la riqueza de las creencias y de las increencias, el valor del diálogo y la comunicación, los saberes que han transmitido las sociedades en forma de relatos que luego las artes se han encargado de engalanar, las raíces de las agrupaciones sociales en torno al pensamiento y los sentimientos, la dimensión de la moral como capacidad de decidir y comprender las consecuencias de las decisiones… entre otras cosas.

Está siendo una experiencia interesantísima. Estamos generando materiales y actividades propias y una didáctica que nos permite conseguir que nuestro alumnado descubra por sí mismo la necesidad de comprender las diferencias, de valorar la diversidad, de respetar los distintos credos y ateismos, de buscar lo que nos une más que lo que nos separa, de promocionar una buena convivencia.

Nos gustaría que una materia así fuera común y válida para creyentes y no creyentes, sean agnósticos, católicos, evangélicos, ateos, musulmanes, judíos… De Primaria, Secundaria, Bachillerato… Una vez a la semana, cuatro al mes, doce clases al trimestre… En la que se marcara con claridad las competencias que se persiguen, se tuviera en cuenta la dimensión emocional, estuviera abierta al resto de inteligencias múltiples y tuviera cabida la filosofía como ciencia de todas las cosas que busca las últimas causas. Por cierto, resulta apasionante comprobar en el aula cómo los seres humanos estamos llenos de preguntas que movilizan nuestros intereses, aprendizaje y dedicación.

Esta sería mi aportación en la mesa de diálogo a la que invitaba a sentarse nuestro actual ministro español de Educación a la comunidad educativa: Propongo “Culturas”.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Leer más ...

Hecho religioso y ética mixta

Hecho religioso y ética mixta

Clase de Religion en la escuela pública

Hecho religioso y ética mixta

¿Religión católica o historia de las Religiones?

Religión Digital  -  La Iglesia necesita convertirse en un referente moral, no en un reducto de moral católica

Ángel Manuel Sánchez, 21 de mayo de 2013 a las 08:51

(Ángel Manuel Sánchez).- Con la nueva reforma educativa el patio está más que revuelto. ¿Debería replantearse esta asignatura cómo lo ha hecho el Gobierno-Oposición, cómo lo pretende la Iglesia ó por terceras vías?.

Creo que existen terceras vías que podrían solucionar el gran problema que con acierto es citado por la CEE en sus declaraciones más recientes: "el esfuerzo, la memoria, el sacrificio y, sobre todo, el sentido de la vida han sido eliminados de la educación escolar".

El nihilismo existencial y la politización de la educación han calado hasta los tuétanos en nuestro fracasado sistema educativo, ¿por la existencia de un pluralismo ideológico y religioso que desemboca en el relativismo moral y en el individualismo? No creo que sea sólo por eso. Es demasiado dogmático verlo así.

Creo que esencialmente lo que hay en nuestro sistema educativo es la ausencia de una asignatura común que forme académicamente en la formación del sentido crítico y ético en los alumnos.

La existencia de Religión frente a la nada, la Religión frente a la Ética laica traduce una dialéctica de enfrentamiento equivocada, porque en nada ha beneficiado, y en mucho ha provocado lo que hay: un enorme terreno de nadie donde el alumno se pierde y se desentiende amparándose en referentes morales más próximos y más atrayentes donde impera el todo vale y donde el éxito se mide por lo más fuerte que seas o más puedas comprar. El Consumismo (el materialismo) es el casi absoluto vencedor en la formación de las jóvenes conciencias, y ello ocasionado por una estéril y maniática dialéctica de enfrentamiento dogmático que ha perjudicado sobre todo a los estudiantes y que ha contribuido a politizar más aún la Educación.

Quizás ésta ha sido la gran ausencia, la de la batalla frente al nihilismo.

Sabemos cómo anda el patio y sabemos cuántos intereses políticos y corporativos confluyen para que la educación haya de ser un instrumento de control de conciencias. La Iglesia podría subrayar el bien común traducido en la obligatoriedad y evaluación de una asignatura común de formación en Historia de las Religiones y Fundamentación Ética de la conducta que rompiese con la fractura y el nihilismo presente, que expusiera de manera neutral la contribución de la fundamentación religiosa a la actitud ética de la conducta de las personas en igualdad y/o complementariedad con una fundamentación laica de la ética personal.

Implicaría para la Iglesia una renuncia a prerrogativas estériles, pero también una no desdeñable contrapartida. La Iglesia católica española podría gozar a la larga de una posición donde subraye su autoridad moral como factor social indispensable para el desarrollo de la comunidad política y como co-definidor de la moral pública que el Estado pretende reservarse en exclusiva, acorde con el principio de neutralidad confesional que se perdería con un Estado laico, definidor en exclusiva de la moral pública.

TERCERA VÍA pues, que sería que las confesiones religiosas compartan con el Estado una común asignatura y canalicen a sus comunidades la formación religiosa específica.

Sabemos que el Estado desea reservarse en exclusiva la posición de definidor de la moral pública, porque tendemos a un Estado laico. Por ello, que la Iglesia le ponga la trampa de ofrecerle una asignatura común de Historia de las Religiones y Fundamentación ética de la conducta, que permita asociar una ética religiosa convergente con la laica, y sea el propio individuo el que armado con su propio criterio conjugue ambas formas de justificar su moral personal.

LA IGLESIA NECESITA CONVERTIRSE EN UN REFERENTE MORAL DE LA SOCIEDAD NO EN UN REDUCTO DE MORAL CATÓLICA. Por ello, se necesita una asignatura que permita situarse en el ágape y no en el aula parroquial habilitada en la escuela pública.Que la Iglesia mire más allá, vaya más allá y aborde el auténtico reto, el resistir frente al nihilismo cultural instalado en la escuela y al peligroso oportunismo político que utiliza la escuela pública como incubadora ideológica ó como instrumento de segregación social entre estudiantes de educación pública y privada/concertada.

Una cosa es cierta, por experiencia personal, hay que proporcionar sentido al esfuerzo. Ni la clase de Religión por sí sola ni Educación para la Ciudadanía aseguran la fundamentación ética ni el desarrollo del pensamiento crítico en el educando. Una ética para católicos ó personas pertenecientes a otras confesiones y una ética para ciudadanos no garantizan la libre elección ni la libre formación de la conciencia de las personas, de hecho han antagonizado, han dividido y enfrentado a la sociedad. La política se ha introducido escandalosamente en nuestro sistema educativo y todo el mundo pretende velar por su propio interés y casi nadie por el de los alumnos.

Primero hay que aclarar que la asignatura de religión no es una exigencia del estado aconfesional, que nada tiene que ver aquí salvo en que las distintas confesiones reconocidas sean tratadas igualitariamente en lo que a impartir la asignatura se refiere, sino que es una exigencia de la libertad de los padres para escoger a favor de sus hijos la formación religiosa ó moral más acorde con sus propias convicciones (Art. 27.3CE). En este contexto jurídico queda plenamente justificada la existencia de la asignatura. Sin embargo, es la praxis la que ha de delimitar el alcance de su contenido, es decir la praxis contiene propiamente su definición.

Yo recibí formación católica parcialmente e historia de las religiones. Con el tiempo me doy cuenta que la formación católica tiene en los centros de pastoral su lugar eminente, y la historia de las religiones en la escuela su lugar preeminente. Una asignatura que conjugue hecho religioso, historia de las religiones y fundamentación ética de la conducta creo que se adapta mejor a la evolución biográfica y psicológica del alumno, al que en la adolescencia hay que meter de lleno en la reflexión moral de su conducta.

El artículo 27.3 de la Constitución establece que los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

Esta libertad de los padres ha de constituir ante todo una fundamentación para la defensa, no de la asignatura de Religión en la Escuela pública, en absoluto dice eso, sino de la libre enseñanza religiosa a través de centros concertados ó privados de carácter religioso, donde la formación católica debería plantearse como formación extraescolar obligatoria, y donde las parroquias deberían en este caso ser generosas cediendo su turno a los colegios religiosos como formadores sacramentales, bajo supervisión del obispo de la diócesis, siendo más propio de él ejercer aquí su jurisdicción y no en la educación pública. Elegir profesores de religión católica dentro de ella podrá ser una prerrogativa excusable por su reconocimiento positivo en los Acuerdos con la Santa Sede, pero es un auténtico anacronismo a día de hoy, injustificable, y que no trae más que inconvenientes y rechazos.

La Iglesia católica debe sostener la defensa de una asignatura obligatoria y evaluable con contenido histórico-religioso y de ética mixta, que estimule ante todo el sentido y la reflexión crítica y ética del alumno desde la complementariedad de una fundamentación histórica, religiosa y humanística.

Es más ventajoso a la larga favorecer esto que lo que hay ahora, Religión frente a la nada, ó Religión frente a la Ética laica.

Defienda una asignatura que introduzca al Hecho religioso y a la fundamentación ética de la conducta para contrarrestar así dos constantes amenazas: 1) que la política siga instrumentalizando intolerablemente la educación en contra del bien común (el de todos en el de la libre formación moral (presente y no ausente), y académica (eficiente y no condescendiente), de la infancia y de la juventud) y 2) que el nihilismo y el consumismo sean los únicos referentes prácticos y eficaces en su deformada conciencia crítica.

A los defensores a ultranza del Estado ó del Mercado les interesa una Educación Pública fracasada, una formación moral de los alumnos negligente. En definitiva, a ambos les importa un bledo el libre desarrollo de la personalidad de las personas consagrado en el artículo 10º de la Constitución, porque educar en el pensamiento crítico y en la fundamentación ética de la conducta personal dificulta sobremanera la manipulación del votante y/o del consumidor.

La defensa de una asignatura común por parte de la Iglesia católica española la situaría en la preeminencia social de quien está llamada a ejercer un Liderazgo Moral efectivo sobre la sociedad, y para ello la mejor manera es dando ejemplo de trabajo por el bien común, renunciando a la asignatura específica de Religión en aras del bien concreto, el de la formación moral mixta y efectiva de la juventud española, que es en definitiva lo que importa y la que se corresponde con las auténticas necesidades de la sociedad civil, la única realmente legitimadora.

Leer más ...

Habemus Papam 1. Al principio, una Iglesia sin Papa Xavier Pikaza, teólogo

Habemus Papam 1. Al principio, una Iglesia sin Papa Xavier Pikaza, teólogo

Xavier Pikaza, teólogo
mar042013

 

El Blog de Xavier Pikaza

Hace diez años, cuando empezaba el declive imparable de Juan Pablo II, José Manuel L. Vidal, director de RD, escribió un libro de fondo sobre el sentido, actualidad y cincustancias del Papado: Habemus Papam: de Juan Pablo II al Papa del Olivo (editorial Foca, Madrid 2003, 448 págs.). El mismo J. M. Vidal podrá retomar, si quiere, aquel argumento, que mantiene todo su valor ahora, pasados diez años, porque las circunstancias siguen y los problemas que allí se detectaban no se han solucionado, sino que han crecido.

Leer más ...

La Iglesia del futuro Óscar A. CAMPANA

La Iglesia del futuro Óscar A. CAMPANA

Óscar A. CAMPANA
mar012013

 

Koinonía

No sé cómo será la Iglesia del futuro. Sólo sé cómo la sueño. Si aún hay un lugar para un sueño histórico-teológico, aquí va uno. Invito a las personas y comunidades que lean estas líneas a soñar conmigo, para que, quizás un día, soñemos todos el mismo sueño.

Leer más ...

De la renuncia de Benedicto XVI al "Habemus Papam"

De la renuncia de Benedicto XVI al "Habemus Papam"

Roma, hora cero: Sede Vacante

El viernes, Sodano convocará a los cardenales al Cónclave más extraño de la historia

Jesús Bastante, 28 de febrero de 2013 a las 20:00

La Guardia Suiza se ha retirado de la residencia papal de Castel Gandolfo. Arranca la Sede Vacante.Tras la renuncia del papaBenedicto XVI, que acaba de materializar, empieza el proceso en varias etapas paraelegir al próximo líder de la Iglesia Católica.

Sede Vacante

A las 20.00 horas, se abrió el periodo llamado sede vacante, es decir de trono vacante, a partir del cual dejan sus funciones todos los jefes de los dicasterios (los ministerios) de la Curia Romana, el gobierno de la Iglesia excepto el camarlengo (Tarcisio Bertone), el penitenciario mayor, Manuel Monteiro de Castro, ex nuncio en España, el cardenal vicario de Roma, monseñor Vallini, y los 189 nuncios repartidos por todo el mundo. El viernes, el Vaticano imprimirá un sello especial que se utilizará durante la sede vacante.

El camarlengo, líder temporal

El camarlengo (administrador de la propiedad y las rentas del Vaticano) será temporalmente el máximo responsable de la Iglesia durante el interregno. El papa Benedicto XVI nombró en el 2007 para ese cargo al número dos del Vaticano, el cardenal italiano Tarcisio Bertone.

Carta para convocar el Cónclave

Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio (también llamado «sacro colegio»), enviará el viernes cartas a todos los cardenales (tengan o no derecho a voto) para convocar las llamadas «congregaciones generales», donde se empieza a discutir el nombramiento del nuevo papa.

El anillo del Pescador

El anillo del pescador, un anillo de oro macizo que llevan todos los papas con su nombre grabado en latín y que en la antigüedad servía para sellar documentos, será rajado por el cardenal Bertone cuando empiece la primera reunión de cardenales, lo cual evitará cualquier falsificación. El camarlengo también será el encargado de colocar el anillo en el dedo al nuevo papa.

La fecha del Cónclave

Durante las congregaciones, los cardenales también deciden la fecha del cónclave para elegir al sucesor de Benedicto XVI. La constitución apostólica Universi Dominici Gregis, promulgada el 22 de febrero de 1996 por Juan Pablo II, fijaba un plazo de 15 a 20 días desde la declaración de la sede vacante para el inicio de esa asamblea de purpurados. Pero antes de renunciar, Benedicto XVI publicó un decreto (motu proprio) que permiteanticipar la fecha «si los cardenales están presentes» en Roma.

Participantes y duranción del Cónclave

El cónclave (del latín cum clave «bajo llave») es la reunión a puertas cerradas de 115 cardenales «electores», aunque el número podría variar. En 1970, el papa Pablo VI fijó en 80 años la edad límite para tener derecho a voto. La duración del cónclave no está fijada de antemano.

Sistema de elección

La elección se lleva a cabo en la Capilla Sixtina, dentro del palacio apostólico del Vaticano. Se necesita una mayoría de dos tercios para nombrar al nuevo papa. La votación se hace con papeletas que se ponen dentro de un cáliz.

Humo blanco, humo negro

Durante el cónclave se vota dos veces por la mañana y dos veces por la tarde. Tras cada votación, las papeletas se queman en una estufa especialmente en la Capilla y que tiene salida al exterior. Si no se alcanza un acuerdo, se añaden productos químicos (en la antigüedad era paja húmeda) para que el humo sea negro. Si el resultado es positivo, se queman las papeletas, lo que provoca el humo blanco que anuncia la elección del nuevo papa. En ese momento la gran campana de la Basílica de San Pedro empieza a redoblar.

Dos pregunta para el nuevo Papa

Una vez elegido, el nuevo papa responde a dos preguntas. «¿Acepta su elección canónica como Soberano Pontífice?» y «¿Con que qué nombre quiere ser llamado?». Si responde positivamente a la primera pregunta, el elegido se convierte en papa y arzobispo de Roma. Luego pasa a una habitación anexa, llamada «Sala de las lágrimas» porque muchos pontífices lloraron en ella al tomar conciencia de la importancia del cargo. El nuevo papa se pone entonces una de las tres sotanas blancas (de tallas distintas) preparadas por el sastre oficial del Vaticano.

El «protodiácono» (el cardenal más veterano, actualmente el francés Jean-Louis Tauran) anuncia entonces la noticia desde el balcón de la Basílica de San Pedro, con la fórmula en latín Habemus Papam («tenemos papa»), revela el nombre del nuevo pontífice e imparte la bendición Urbi et orbi («a la ciudad y al mundo»).

(Rd/Agencias)

Leer más ...

 
Somos represemtamtes de mas de 3000 profesionales, ¿Te interesa? Contáctanos